La NASA y SpaceX han encontrado un obstáculo inesperado en su misión de reabastecer la Estación Espacial Internacional (ISS). El lanzamiento de la misma, planificado para el martes 4 de diciembre, ha tenido que retrasarse un día por culpa de unos ratones.

No es que estos animales hayan entrado en la cápsula de la misión y la hayan estropeado, sino que su comida no estaba en buenas condiciones para llevar a cabo la misión. Pero, ¿por qué el cuidado de los ratones es tan importante en el proyecto conjunto entre SpaceX y la NASA?

Stop, los ratones necesitan comida

El martes 4 de diciembre era la fecha elegida para que la cápsula Dragon fuese lanzada por el cohete Falcon en dirección a la Estación Espacial Internacional. Todo estaba preparado cuando los responsables del proyecto descubrieron problemas que impedían dicho lanzamiento.

Tal y como informa ABC, los técnicos estaban cargando la cápsula con los ratones y su comida cuando encontraron que las barras con las que los animales se alimentarían no estaban en buenas condiciones para hacer el viaje.

Esas barras, llenas de moho, no podrían ser reemplazadas en el poco tiempo que quedaba antes del lanzamiento. Por ello, los expertos aseguraron que la mejor idea era retrasar el inicio de la misión un día para que la comida de los ratones fuese la adecuada.

Unos problemas con ratones han retrasado la misión conjunta entre la NASA y SpaceX. DNA India

Este cambio ha provocado que el lanzamiento tenga lugar finalmente este 5 de diciembre a las las 1.16 horas PM EST (19.16 hora española) desde Cabo Cañaveral (Florida). 40 serán los ratones que viajarán en la cápsula Dragon para ayudar a los científicos a encontrar más respuestas sobre el funcionamiento del envejecimiento y enfermedades relacionadas con la edad.

"Esta investigación proporciona una mejor comprensión de los procesos de enfermedades inmunes, óseas y musculares relacionadas con el envejecimiento, que pueden conducir a nuevas terapias para su uso en el espacio y en la Tierra", han explicado los autores de la investigación.

Además de esos 40 ratones que viajarán para la investigación, la cápsula Dragon también transportará miles de kilos de comida y materiales necesarios en la ISS; el Ecosystem Dynamics Investigation, para medir la altura de los bosques; y el Robotic Refueling Mission 3, relacionado con los satélites espaciales.

Una SpaceX de récord

Parecía que el mal tiempo no quería que SpaceX, la compañía de tecnología aeroespacial de Elon Musk, lograse llevar a cabo esa misión que lleva tiempo preparando. La idea era lanzar a órbita 64 satélites a la vez desde la Base de la Fuerza Aérea Vandenberg en California, según menciona Expansión.

Tras las demoras de última hora, SpaceX consiguió su objetivo y lanzó esos satélites, rompiendo de paso hasta 4 récords mundiales relacionados con el ámbito aeroespacial. Por un lado, es el mayor despliegue de satélites en Estados Unidos, ya que India tiene el récord mundial con 104 satélites lanzados al mismo tiempo en 2017.

Gran importancia tiene el uso del cohete Falcon 9 en esta misión, siendo ya historia que se haya utilizado hasta en tres ocasiones. Además, también es un récord que cada uno de los lanzamientos de este cohete haya sido desde una base distinta (Centro Espacial Kennedy, la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral y la Base de la Fuerza Aérea Vandenberg en California).

Los ratones viajarán en la cápsula Dragon hacia la Estación Espacial Internacional. NASA

El cuarto y último récord logrado con esta envío de satélites es, quizás, el más importante para SpaceX, que ha superado el número de lanzamientos establecido durante 2017. 18 fueron las salidas de cohetes de la compañía el año pasado, mientras que este reciente lanzamiento supone el número 19 en 2018.

Aparte de esos hitos, este lanzamiento ha significado también la puesta en órbita de 64 satélites que tendrán diferentes funciones, desde dar conexión a Internet a dispositivos remotos hasta rastrear aviones y barcos, pasando por experimentar con la astrobiología.

SpaceX cerrará 2018 como un año en el que consiguió 4 récords con solo un lanzamiento

La verdad es que todos los honores no pueden ir hacia SpaceX, que hizo gran utilidad de la ayuda de su socio Spaceflight. Esta última se encargó, entre otras tareas, de unir los 64 satélites en una carga dividida en dos partes en lo que supuso "uno de los esfuerzos más intrincados”, según Spaceflight Now.

Aunque SpaceX aún no ha perfeccionado la caída del carenado del Falcon 9 en la red del barco Mr. Steven, la compañía de Elon Musk sigue progresando notablemente y cada vez más consigue terminar con éxito proyectos más arriesgados.