Como no se puede saber todo, ni estar puesto al día en todos los aspectos de la tecnología, cada vez que descubro algo interesante para compartir, y de lo cual no tenía conocimiento hasta hace poco, me gusta traerlo a Urban Tecno. Así, de esta manera, todos podemos ponernos al día y añadir algo más a nuestro diccionario tecnológico. Hoy, por ejemplo, me toca hablarte de la realidad disminuida.

Lo que el ojo ve, la tecnología lo elimina

Yo creía que las posiblidades de los dispositivos móviles, además del terreno de los videojuegos, si hablamos de realidades, se limitaban a la famosa realidad virtual, que nos muestra un mundo irreal que podemos casi sentir, la realidad aumentada, donde elementos creados por ordenador campan a sus anchas en nuestro mundo, o la menos conocida realidad mixta, que nos permite modificar distintos objetos del mundo real, siendo los filtros de Snapchat un ejemplo perfecto. Sin embargo, no todas las realidades crean ilusiones. O sí.

El lado oscuro de la realidad aumentada se llama realidad disminuida

Hace poco me topé con un artículo, del que lamentablemente no recuerdo título ni medio de comunicación, que explicaba las bondades de la realidad disminuida, en inglés el término correcto, por si quieres hacer una búsqueda en Google, es diminished reality. Si quieres una definición, podría decirse que la realidad disminuida es el opuesto de la realidad aumentada. Si esta última superpone elementos, a través de la tecnología incluída en un teléfono móvil, por ejemplo, la realidad disminuida los elimina, dotando a las compañías de una nueva herramienta, que tiene tantas posibilidades que te sorprenderías.

Utilidades de la realidad disminuida

A pesar de que la tecnología no está tan extendida como sus hermanas mayores, la realidad disminuida ofrece muchas posibilidades a los usuarios. Por ejemplo, digamos que quieres realizar una videoconferencia por un puesto de trabajo, desde tu casa. Tienes dos opciones, ordenar el lugar donde vayas a realizar la videollamada o, ayudándote de la tecnología, eliminar los elementos que no quieras que puedan verse, y únicamente preocuparte de la entrevista de trabajo. Interesante, ¿verdad?

Si quieres eliminar un edificio, adelante

Por ejemplo, sectores como la construcción podrían beneficiarse de esta realidad. Si un arquitecto tiene que edificar un hotel en el lugar que ahora ocupa un edificio deshabitado, con la tecnología, y en tiempo real, podría eliminarse este último para, gracias a la realidad aumentada, poder insertar el futuro diseño en ese espacio previamente eliminado digitalmente.

Esta tecnología aún es una recién nacida

Por el momento, en todos los vídeos que he podido ver y en algunos ejemplos que te estoy enseñando, la realidad disminuida actúa sobre elementos muy concretos y en escenarios estáticos. La cantidad de información que necesita procesarse es tan grande, que aún necesitamos equipos más potentes para interpretar todo lo que sucede. Pero es un gran paso en la nueva concepción de un mundo cada vez más digital.

La realidad disminuida en la actualidad

No hace falta que nos vayamos al futuro para hablar de las utilidades de la realidad disminuida. En la actualidad, uno de los objetos que más utilizamos en nuestro día a día, unos simples auriculares, ya la incorporan, y desde hace bastantes años. Quizás tú sigues utilizando los auriculares que venían en el interior de la caja de tu teléfono móvil, pero la gente que adquiere auriculares de alta gama tienen a su alcance una funcionalidad muy interesante. La reducción de ruido, que posibilita centrarnos en la música a pesar de lo que ocurra a nuestro alrededor, es una manera en que la realidad disminuida ha entrado en nuestras vidas.

La ciencia ficción se ha ayudado de la realidad disminuida

Además, el mundo del séptimo arte ya viene utilizando este sistema de realidad desde hace décadas. A ver si creías que Keanu Reeves esquivaba balas en The Matrix por arte de magia. La realidad es que a través de un sistema de raíles, cámaras y soportes, además de las conocidas pantallas verdes, todo lo que tenía que desparecer en postproducción para que tuviésemos la sensación de ver a Neo zafarse de los malvados agentes era realidad disminuida.

Un sistema de realidad disminuida, al volante, evitaría muchas distracciones

Veremos cómo sigue evolucionando este sistema de realidades eliminadas y si algún día podemos tener la potencia suficiente en nuestros dispositivos para conseguir cercenar de nuestro mundo aquello que no queremos o no tenemos la necesidad de ver. Si creías que la tecnología estaba llegando a una cúspide de conocimiento, aún nos queda mucho por aprender.