Los últimos años han sido claves para el desarrollo de ciertos sectores de la tecnología, como bien te habrás podido dar cuenta. Hace un tiempo, nadie hubiera podido describir en pocas palabras qué es la realidad virtual o la realidad aumentada. Aunque el conocimiento de estas tecnologías ha aumentado notablemente, aún sigue habiendo muchas dudas al respecto.

Los dispositivos basados tanto en realidad virtual como aumentada han aumentado notablemente, siendo algunos de los productos que más interés causan en los consumidores. Seguro que has oído hablar de las gafas inteligentes de Google, la app de Pokémon GO que tanto revuelo causó o has visto a personas utilizando ese aparato tan raro con pinta de gafas.

Al contrario del pensamiento habitual, la realidad virtual y la aumentada son muy diferentes

¿Sabías que todo lo mencionado anteriormente funciona con alguno de los dos tipos de realidad? Así es. La realidad virtual y la realidad aumentada se están haciendo poco a poco con el mercado, aunque son muchas personas las que piensan que se tratan de la misma tecnología.

Lejos de ser similares, ambas realidad funcionan y aportan cosas muy diferentes al usuario. Pero, ¿en qué consisten la realidad aumentada y la realidad virtual? ¿Cuáles son sus diferencias? ¿Conoces algunas de sus aplicaciones? ¿Cómo se plantea su futuro? Conoce todos los detalles, a continuación.

¿Qué son la realidad virtual y la realidad aumentada?

Como decíamos unos párrafos atrás, estas dos tecnologías son totalmente diferentes. Nada mejor que conocer las definiciones de ambas realidades para concretar en qué consisten cada una. La realidad aumentada y la realidad virtual están relacionada directamente, pero no llegan a ser lo mismo, pese a lo creído habitualmente.

Por un lado, y como leemos en Vix, la realidad aumentada mezcla nuestro entorno físico con otras realidad artificiales con el objetivo de perfeccionar nuestro propio ambiente y nuestro trato con el mismo.

Puede que hayas sido uno de los millones enganchados a Pokémon GO, por lo que has sido testigo directo de cómo funciona esta realidad. Otra app como Snapchat es un ejemplo claro de realidad aumentada, que también es utilizada en las Google Glass.

La realidad virtual representa una de las vertientes con más potencial de la tecnología. Canadian Business

Por otro lado tenemos la realidad virtual, cuyo nombre ya indica de qué se trata. Esta tecnología está basada completamente en elementos artificiales, creando una realidad virtual tan perfecta que tus sentidos piensan que es real. El factor visual es clave para provocar que el usuario se adentre en otro universo sin que sea, a menudo, consciente de ello.

¿Es la realidad virtual la que tiene más futuro de ambas tecnologías? La verdad te sorprenderá

La herramienta más conocida para hacer uso de esta tecnología son las gafas de realidad virtual, producto en el que ya están trabajando las compañías tecnológicas más importantes del momento. Inicialmente, estas gafas alcanzaron precios desorbitados que hacían imposible su compra, aunque su valor se ha reducido con el paso del tiempo.

Aunque aparentemente sean muy similares, estas dos tecnologías caminan hacia futuros diferentes. Tan solo hace falta indagar un poco para encontrar las diferencias entre la realidad virtual y la realidad aumentada que no han quedado en evidencia tras conocer en qué consisten.

No, la realidad virtual y la aumentada no son lo mismo (aunque lo parezcan)

Las disparidades entre estas dos realidades nos permiten concluir que son dos tecnologías que parten de un punto similar, pero no se desarrollan igual. La diferencia fundamental recae en la modificación de nuestra realidad que los dispositivos realizan.

Por un lado, la realidad aumentada solo cambia algunos elementos del ambiente, mientras que la realidad virtual construye una totalmente nueva, sin contar con ningún aspecto del ambiente en el que te encuentras.

Aunque pienses que la virtual tiene más tirón gracias a esas caras gafas, te sorprenderá conocer la verdad. Según BBVA, el hardware de la realidad aumentada moverá en 2021 48.700 millones de dólares (40.910 millones de euros y 870.751 millones de pesos mexicanos), mientras que la cifra de la realidad virtual quedará reducida a "tan solo" 18.600 millones de dólares (15.625 millones de euros y 332.566 millones de pesos mexicanos).

Pokémon GO representa uno de los mejores ejemplos para conocer qué es la realidad aumentada. Nintendo

La publicidad ha sido clave para que pienses que la realidad virtual representa el presente y el futuro. Sin embargo, la realidad aumentada ha creciendo sin causar mucho ruido y está presente ya en aplicaciones que podrías tener fácilmente en tu smartphone, como Instagram y Snapchat.

Los usos de la realidad virtual y aumentada ponen de manifiesto que son dos sectores muy diferentes

Como bien apunta Interxion, otra de las diferencias más importantes es que la realidad virtual siempre va a necesitar un dispositivo para ser disfrutada por el usuario, mientras que esto no pasa con la aumentada. Esto hace que la virtual base sus ingresos en la venta de productos y la aumentada se alimente de la interacción de los usuarios con los elementos visuales.

La tendencia de ambas tecnologías ha cambiado de forma muy importante y, ahora mismo, la realidad aumentada cuenta con aplicaciones mucho más diversas que la parte contraria, como comprobarás a continuación. ¿Conocías algunos de los usos de estas dos realidades?

La medicina y la geografía, entre las aplicaciones más asombrosas de la realidad virtual

Los múltiples usos con los que cuentan tanto la realidad virtual como la aumentada han facilitado que estas dos tecnologías estén más de moda que nunca. Te sorprenderá saber que hay pocos ámbitos en los que ambas realidades no puedan desarrollarse y ayudar a mejorarlos.

Por un lado, la realidad virtual cuenta con una decena de aplicaciones que no te habías imaginado. Como decíamos, no hay ningún sector que se le resista, adaptándose incluso a la medicina, donde permite que los estudiantes realicen operaciones virtuales para perfeccionar sus conocimientos. Así lo demuestra el siguiente vídeo:

La realidad virtual también puede adentrarte en aventuras inimaginables, como visitar Nueva York o conocer Tailandia con tan solo segundos de diferencia. Esta es tan solo una de las 5 funciones increíbles de Google Earth y la realidad virtual que dejarán con la boca abierta.

El mundo militar podría avanzar notablemente gracias al uso de las gafas de realidad virtual, ya que esta tecnología permite que los militares entrenen a alto nivel sin tener que contar con otros compañeros.

Las gafas Oculus Rift es uno de los dispositivos más prometedores actualmente, algo que ya demostró el célebre Mark Zuckerberg hace unos meses. Durante la conferencia de desarrolladores de 2016, el CEO de Facebook mantuvo una conversación con otros trabajadores que se encontraban a kilómetros de distancia. Zuckerberg confía con los ojos cerrados en la realidad virtual, tal y como informó El País:

Estamos aquí para hacer de la realidad virtual la próxima plataforma de ingeniería. Pensamos que cualquier sistema se puede mejorar. Sea lo que sea, todo es mejorable: software, hardware, un sistema, una empresa… Hay que pensar así. Queremos que sea como la presencia real.

El ámbito laboral es otro de los grandes objetivos de esta realidad, que podría dinamizar la dinámica del trabajo y hacerlo más ameno. Reuniones en grupo usando las gafas, formación del personal y la modificación del espacio de trabajo serían algunos de sus usos, según Information Age.

Finalmente, y destacando otra de las aplicaciones, la educación representa uno de los sectores más interesantes en los que poder trabajar con la realidad virtual. Trasladarse a los acontecimientos más importantes y vivirlos en primera persona es tan solo uno de los usos educativos de esta tecnología. ¿A quién no le gustaría estudiar así?

La realidad aumentada sorprende a propios y extraños

Uno de los usos más recurrentes de la realidad aumentada son los filtros presentes en redes sociales como Snapchat, app que los puso de moda. Estos filtros te permiten convertirte en un conejo o ponerte gafas al detectar tu rostro en la pantalla.

Además, y como hemos comentado antes, las Google Glass tienen otra de las aplicaciones más conocidas de esta realidad. Estas gafas inteligentes son ideales para el trabajo, ya que puedes ver una lista de tareas o conocer cómo se realiza en la parte derecha de tu mirada, mientras que el resto de tu visión sigue viendo la realidad.

La interacción con el entorno que permite esta realidad virtual es, en ocasiones, increíble. El ejemplo perfecto para esto es el evento organizado por National Geographic recogido en el siguiente vídeo. ¿Imaginas encontrarte con animales salvajes mientras visitas un centro comercial? Las reacciones de las personas dejan muy clara la inverosimilitud de este momento.

Al igual que con la virtual, la realidad aumentada también está siendo utilizada en el sector militar. Según apuntan unos rumores recogidos por CNET, la empresa Innovega ya ha creado lentes de contacto de realidad aumentada para el Departamento de Defensa de Estados Unidos. Así, los militares podrán enfocar mejor las imágenes y contarán con un campo de visión más amplio, entre otros beneficios.

Los usuarios también pueden disfrutar de la realidad aumentada gracias a los medios de comunicación impresos, que ya cuentan con contenidos adicionales tanto en periódicos como en revistas que pueden ser visualizados a través de smartphones y tabletas.

La medicina, la publicidad y la educación son otros de los ámbitos en los que también se está trabajando con la realidad aumentada. Esto hace que el futuro de esta tecnología, y de la virtual, sea muy prometedor, ya que se irán consolidando diferentes funciones de las mismas y podremos utilizarlas en nuestra vida diaria.

La realidad virtual y la realidad aumentada aportan diferentes cosas a la sociedad, pero ambas son muy interesantes y nos permitirán hacer un mejor uso de nuestro entorno, o adentrarnos en otros ambientes increíbles. Sea como sea, el desarrollo de ambas tecnologías parece traer muchas ventajas.