Vas a escuchar, en los artículos que leas acerca de este dispositivo, cómo las comparaciones con los AirPods de Apple son inevitables. Y es verdad. Entiendo que la empresa norteamericana ha marcado un antes y un después con la introducción de sus auriculares inalámbricos, pero empieza a resultar ciertamente molesto observar cómo la mayoría de empresas del sector consideran que la réplica descarada de ciertos diseños no es reprochable. En cualquier caso, te muestro a continuación cómo es esta versión del sonido sin cables de Realme.

Cuando la copia resulta barata

Para ir al grano, sin andarnos con rodeos, te empezaré contando que los Buds Air de Realme son un par de auriculares inalámbricos que recuerdan en todo a sus homólogos en Apple. En primer lugar, se ha utilizado el mismo diseño, tanto en su aspecto exterior como en la caja que los contiene y que los carga. Estos dispositivos cuentan con características interesantes, como podría ser la inclusión de la detección de oído, pausando o reproduciendo el contenido multimedia cuando quitas o pones uno de los auriculares, la conexión automática con dispositivos Android nada más abrir la caja o la carga inalámbrica con 17 horas de uso de los auriculares.

Realme sigue apostando por calidad y precios reducidos en su intento de reventar el mercado tecnológico

Además, estos auriculares portan cancelación de ruido, bajan la latencia, sobre todo en ocasiones en que necesitas un sonido preciso, como podría ser el caso de un videojuego en tu teléfono móvil, y utilizan los gestos en su superficie para controlar la reproducción de la música, con un doble toque, responder llamadas, avanzar de canción, lanzar el asistente de voz o entrar en el Modo Juego. La batería tiene una duración, fuera de la caja de carga, de 3 horas, no siendo un dato llamativo a día de hoy. El precio con el que saldrán a la venta estos auriculares, de momento en India, es de 3.999 rupias, que al cambio serían 50 euros. De confirmarse este precio en nuestro país, apuesto a que los Buds Air de Realme acabarían vendiendo toneladas de unidades y si no me crees, tiempo al tiempo.