Los wearable, a pesar de no ser uno de esos productos que todo el mundo lleva encima, pongamos por ejemplo el teléfono móvil, resultan muy curiosos. Aquellos que los utilizamos, quizás por curiosidad en un principio, no podríamos volver atrás, a una época donde nuestra muñeca únicamente estaba decorada con relojes analógicos. En esta ocasión, parece que Realme ataca un nuevo mercado.

En la sencillez está el gusto

Lo leerás en más de una ocasión, pero es que realmente es así. Realme quiere seguir la estela de Xiaomi. Por el momento, sus teléfonos móviles están sorprendiendo a propios y extraños, además de estar situados en un rango de precio que, casi, ni la propia compañía china puede luchar frente a ellos. Ahora es el turno del sector de los dispositivos de muñeca inteligentes y, tal y como puedes ver en la fotografía que te muestro bajo estas líneas, conseguir que los usuarios de sus terminales prueben un wearable, suponemos que será de bajo coste, para iniciarse en el mundo Realme y en el mundo de las pulseras digitales.

Posible aspecto de la pulsera de Realme. GSMArena
La compañía china quiere seguir presionando a Xiaomi

Ya pudimos ver, en una presentación pasada, un breve atisbo de cómo sería la pulsera de Realme y ahora casi confirmamos lo que habíamos asumido, el dispositivo portará una correa de plástico, con un cierre más similar a un reloj tradicional, y tendrá una pantalla rectangular, sin colores ni tecnología OLED, al estilo de la conocida Mi Band 3. No podemos ofreceros más detalles a estas alturas, aunque podéis tener por seguro que en cuanto conozcamos más datos, seremos los primeros en mostraros lo mejor de este nuevo wearable, que todo parece indicar que será igual de económico que la pulsera de Xiaomi.