En plena era de la conectividad, estamos viendo cómo el término 5G, poco a poco, va calando en nuestro vocabulario. ¿Qué es esta nueva tecnología de la información? ¿Por qué será fundamental contar con una buena infraestructura para garantizarnos el liderazgo en el futuro de la innovación? Apenas 2 caracteres están provocando, de hecho, una guerra comercial.

Se especula que uno de los movimientos que ha provocado el aislamiento de Huawei en el mercado de la telefonía móvil está relacionado con la implantación de esta nueva dimensión de Internet. China y Estados Unidos son las 2 principales potencias que más están invirtiendo en programas para mejorar el conocido como Internet de las Cosas. Esto incluye, por supuesto, a la Red 5G.

Las denominadas TIC nos ofrecerán una nueva industria bajo el paraguas del 5G

Su desarrollo es fundamental para entender un nuevo capítulo en plena era de las tecnología de la información y la comunicación, más conocidas como TIC. Ser líder en este sector permitirá ganar competitividad a aquellos países en los que la innovación digital ya se ha convertido en uno de los pilares fundamentales de sus respectivas economías.

Ahora bien, ¿cuáles son las líneas de investigación que podrían estar directamente ligadas con esta solución? La gestión y de datos y su capacidad de almacenamiento y poder ser compartidos son, sin duda, los principales referentes de las denominadas Redes 5G. Contar con una gran infraestructura permitirá a las empresas locales, por tanto, ser más competitivas.

Veamos, por tanto, por qué ha saltado al primer plano esta revolucionaria tecnología. ¿Recuerdas el momento en el que la instalación de fibra óptica se convirtió en un tema fundamental en tu localidad? Esta podría ser una versión parecida a aquella, pero elevada a un exponente superior. He aquí las claves de su implantación y las potenciales industrias que están por llegar.

La movilidad sin conductor como eje de la transformación

La conducción autónoma requiere la estandarización de este tipo de soluciones. El motivo es muy sencillo, ya que un sistema que sea seguro necesitará de los datos de otros usuarios de la vía para la toma de decisiones. Esto únicamente ocurrirá a través de una infraestructura que permita el envío y recepción de gigabytes por segundo, algo que no es posible en la actualidad.

La tecnología 5G permitirá la comunicación entre vehículos en el desarrollo de sistemas de conducción autónoma. Insights

Según se puede leer en la edición tecnológica del diario ABC, un proyecto en el que han colaborado Telefónica y Ericssen ha logrado conducir un automóvil de forma remota a una distancia de 50 kilómetros. Esto ha sido posible gracias a una transmisión de datos que, en su conjunto, sumaba más de 30 Gb de datos transferidos por segundo. Tal y como se puede imaginar, la conducción autónoma dependerá directamente de esta nueva dimensión digital.

Las redes 5G llevarán a la robótica a una nueva dimensión tecnológica

Esto también tendrá su repercusión en la toma de decisiones de los coches autónomos. Las centralitas podrán gestionar todos los datos recibidos a través de los sistemas de entrada con el objetivo de tomar una decisión mucho más fiable, rápida y segura. Al fin y al cabo, todo parece indicar que la robótica, una vez más, terminará sustituyendo al ser humano en aras de nuestra seguridad.

La mejora de la interpretación de los algoritmos nos permitirá, por ejemplo, llegar antes a nuestro destino al compartirse muchos más datos de los usuarios. La toma de rutas alternativas para esquivar el tráfico o la eliminación de los semáforos convencionales podrían ser algunas de las otras soluciones que podrían tener sentido al calor de la nueva generación de las redes.

La carrera por la innovación que se convierte en un arma tecnológica

Desplazar de la carrera tecnológica a Huawei por parte de Estados Unidos, a través de la compañía Alphabet, está provocando fuertes tensiones a nivel internacional. ¿Están volviendo los viejos fantasmas de la guerra fría? Esta nueva forma de liderar el mercado, hasta ahora, se había producido a través de la imposición arancelaria. No obstante, la semana pasada algo cambió.

La red 5G está llamada a dinamizar la economía creando nuevos puestos de trabajo. Super Curioso

La apuesta sin paliativos por el 5G por parte de China se ha convertido en el eje de la polémica. Google, uno de los principales referentes en esta innovación, ha atacado de la forma más drástica a la línea de móviles de Huawei. Esto lleva a plantearnos una cuestión, ¿está en riesgo el desarrollo y estandarización de la quinta versión de la telefonía moderna?

Las redes 5G incentivarán la productividad en toda una serie de sectores

La implantación de esta nueva forma de entender la tecnología digital podría provocar un cambio en el orden económico mundial. Los países que están introduciéndose en las industrias digitales están viendo cómo la productividad se dispara. Esta nueva actualización no haría más que incrementar esta diferenciación, de ahí que se haya convertido en un auténtico asunto de Estado.

Habrá que esperar para ver qué ocurre en los próximos meses en todo cuanto acontece en la enésima polémica que divide a Trump y a Xi Jinping. Mientras tanto, los planes de desarrollo de las redes 5G seguirán su curso esperando a que, por fin, puedan tener aplicaciones directas en la sociedad.