Hoy en día podemos encontrar relojes de todo tipo. A los clásicos analógicos (tanto en la versión pared como de muñeca o bolsillo) se han ido incorporando otros más prácticos como los digitales durante el siglo pasado, o el último grito: los smartwatches. Sí, miden la hora, pero también las calorías, los pasos, tus pulsaciones e incluso te permiten contestar a las llamadas telefónicas.

El reloj ETA no da el tiempo sino la ubicación

En esta versatilidad de artilugios para medir el tiempo encontramos un reloj que te va a apasionar, aunque lo tuyo no sea ir con prisas. Y es que, a diferencia de un reloj normal, no mide el tiempo sino que nos informa de dónde están nuestros seres queridos.

Su nombre es Eta Clock y si eres un fan de Harry Potter te va a sonar demasiado al que tiene la familia Weasley en su casa. Este interesante proyecto puede encontrarse en kickstarter.

¿Qué es el reloj ETA?

El concepto es bastante curioso, cambia las horas por ubicaciones típicas, como pueden ser el colegio, el trabajo o el gimnasio y en lugar de contar con una manecilla, tiene varias para indicar la situación de la gente que te importa. Conforme va sucediendo el día y esas personas van de un lugar a otro, su manecilla se va moviendo.

Bajo su apariencia rústica se encuentra la tecnología más avanzada

Desde luego, pasamos de lo más tecnológico y frío del mundo como es un smartwatch a un reloj de apariencia rústica y analógica, pero que en su funcionamiento emplea la última tecnología. Y es que la tecnología también sirve para acercarnos.

El reloj ETA combina a la perfección la ingeniería y el arte mediante un mecanismo que veremos a continuación, escondido en un diseño minimalista en forma de cuadrado de roble grabado con láser, donde encontramos doce ubicaciones diferentes. Las manecillas están fabricadas en aluminio anodizado con alegres colores.

Puedes comprar el reloj en distintos tamaños, colores, acabados e incluso con audio incorporado. Además, se puede desmontar y personalizar con un poco de imaginación y habilidad.

Entre las doce localizaciones encontramos: en nuestro hogar, en casa de un familiar, en casa de un amigo, en el trabajo, en el colegio, en el hospital, en el gimnasio, en un vuelo, de viaje, en el campo, en el extranjero y perdido, en caso de que lleves 5 días inlocalizado… ¡qué susto!

El reloj ETA tiene apariencia rústica pero en su interior se encuentra la tecnología más avanzada. Kickstarter

¿Cómo funciona?

El reloj ETA funciona de forma conjunta con una app para móvil, he ahí su secreto. Descargando la aplicación en nuestro dispositivo, estaremos enviando nuestra ubicación en tiempo real a un servidor que actúa como proxy, de modo que envía las coordenadas al reloj. No hay ni mapas ni pantallas, solo la magia de un reloj analógico.

Ya puedes saber dónde están tus seres queridos en todo momento

Solo hay que descargar e instalar la aplicación, crearse una cuenta y dar permiso para ceder tu ubicación. De este modo, no hay necesidad de actualizarlo de forma automática, sino que él mismo va modificando los destinos. Además, es una app optimizada para no consumir batería.

Sí, puede que suene bonito e incluso romántico. Pero al final es una manera de perder cierta privacidad, tanto si accedes a estar localizado 24 horas al día como si optas por desconectar la app en momentos en los que desees intimidad. Eso sí, para evitar disgustos como puede ser el almacenamiento y manipulación de datos, en Eta se comprometen a borrar todas las localizaciones conforme van del servidor a nuestro reloj.

Puedes desmontar y personalizar tu reloj ETA. Kickstarter

Para desarrollar el reloj ETA, sus creadores emplearon más de dos años y utilizaron principios de neurociencia cognitiva. Como humanos, no necesitamos más que iconos para poder intuir un mensaje en fracciones de segundo. Para que nos entendamos: que no necesitamos ni texto o mapas para entenderlo, exactamente igual que las señales.

Si te interesa el proyecto o incluso quieres adquirir este curioso y entrañable gadget, puedes hacerlo desde la web de kickstarter a un precio de 375 dólares. Recuerda que además de ser un elemento para saber dónde están tus seres queridos en cada momento (algo que no tiene valor material), es increíblemente bonito desde un punto de vista puramente ornamental.