Cuando te explican que se ha visto un robot recorrer las calles de una localidad, enseguida tu mente se excita y empieza a soñar con un futuro, que nunca acaba llegando, donde humanos y máquinas convivimos en perfecta armonía. En este caso, aunque su labor sea casi testimonial, podemos narrarte la historia de RoboCop. El verdadero.

Donde la robótica resulta útil

Resulta muy curioso ver a una máquina, con el logotipo de la policía, recorrer un parque de manera tranquila. En esta ocasión, gracias a la información que hemos podido obtener del medio de comunicación CBS Los Angeles, conocemos que la ciudad californiana de Huntington Park ha estrenado su primer policía de la era digital. Si la labor de los agentes es prevenir crímenes, luchar contra las injusticias y, por extensión, mantener el orden público, RoboCop, que es como ha sido denominado el invento, simplemente trata de ayudar a su manera.

Este robot es un primer paso en la digitalización de las fuerzas de orden público

Y me refiero a que no esperes ver al enorme dispositivo poner multas a los transeúntes o detener una pelea, sino que RoboCop intentará aportar datos, que podrán ser utilizados por los agentes de policía en labores de investigación. Estos datos serán recopilados, sobre todo, gracias a la incorporación de un sistema de grabación y vigilancia en 360 grados. Además de poder visualizar todo aquello que el robot vea, también se podrá acceder a sus cámaras en directo, si es que fuese necesario. Este robot está tan conectado, que tiene su propia cuenta de Twitter. El objetivo del robot, según la policía, es disminuir los crímenes en la ciudad, ayudar en la patrulla de sus calles y resultar útil en distintas investigaciones. Esperemos que nadie quiera pintar su cuerpo, lanzarle objetos o, quien sabe, romper sus digitales articulaciones.