El mundo del cine, en ocasiones, ha distorsionado la imagen de cómo será nuestras vidas en el futuro una vez se haya estandarizado la producción de humanoides. ¿Son este tipo de robots el mejor ejemplo para explicar el futuro de la humanidad? La sociedad está cambiando, pero lo cierto es que se ha distorsionado el hecho de cómo será la interacción con las máquinas.

La robótica, en las últimas décadas, se ha centrado, principalmente, en el sector secundario. La inmensa mayoría de las tecnologías que están desarrollándose están especialmente dispuestas para contribuir en el ámbito manufacturero. Las opciones con aspecto humano, las más repetidas en la gran pantalla, ocupan una parte residual entre los proyectos actuales.

El robot Blue disfruta de una alta efectividad doblando ropa

No obstante, sí se está observando un incremento de innovaciones enmarcadas en este sector, lo cual nos lleva a pensar que se producirá un desarrollo exponencial en los próximos años. A medio camino entre ambas propuestas, podemos encontrar múltiples alternativas, entre las cuales es necesario hacer mención especial al robot Blue.

Copiando el diseño del tronco de una persona, incluidos los brazos, posee una cualidad principal; nada se le da mejor que la plancha. En este sentido, dispone de toda una serie de funciones encaminadas a hacer que el propietario pueda aprovechar al máximo su tiempo libre. ¿Estamos ante la solución más práctica para olvidarnos de esta tarea?

Desde hace mucho tiempo, la plancha se ha convertido en un suplicio. De hecho, apenas se han conseguido avances para ahorrarnos tiempo en esta actividad. ¿Quién no ha visto armarios capaces de planchar? ¿Qué decir de piezas especiales para usar durante el secado? Todas estas opciones quedan en evidencia tras la prueba del Blue, el capricho que hará olvidarte del planchado de ropa.

Así es Blue, un robot que hace las tareas de la casa por ti

Blue está especialmente diseñado para cumplir con una función principal. Sacando a este producto de su orden fundamental, no cuenta con herramientas para la realización de otras actividades. Sin embargo, su ventaja competitiva es que consigue unos resultados verdaderamente sorprendentes. ¿Te gustaría ver en vídeo cómo trabaja? He aquí la prueba de su exactitud.

Tal y como se puede leer en el medio de comunicación Digital Trends, un equipo de ingenieros de la Universidad de California ha conseguido dotar de una serie de funciones al robot que es capaz de planchar como si de un ser humano se tratase. Tras analizar las imágenes, ¿alguien duda del increíble potencial que posee esta innovación?

Disfrutará de un precio competitivo respecto a sus competidores textiles principales

Su precio es de 5.000 dólares, lo cual nos lleva a pensar que su potencial uso, al menos en el corto plazo, estará orientado al sector textil a gran escala. Aun así, ¿por qué estamos ante un momento clave para acabar con esta tarea del hogar? Su principal cualidad es que es capaz de reconocer el error en el doblado, lo cual permite contar con resultados más notables.

Las imágenes pueden engañar si no se tiene en cuenta que están tomadas a cámara rápida. En realidad, el funcionamiento es algo más lento. Aun así, se puede observar cómo las correcciones son eficientes, aunque con un cierto grado de mejora. Por el momento, se han conseguido producir un total de 10 unidades, pero su potencial fabricación estará condicionada a la demanda.

Un nuevo segmento que incorporará competidores en el medio plazo

En los últimos años, se ha comprobado cómo las tareas del hogar se han convertido en uno de los principales núcleos de actividad en el sector de la robótica. En particular, la cocina o la limpieza son las 2 principales áreas de acción de esta industria. Aun así, ¿por qué estamos ante un desarrollo que está todavía por madurar?

La robótica nos ha hecho la vida mucho más fácil en los últimos años. Digital Trends

Las limitaciones son aún muy pronunciadas. El crecimiento de opciones cuenta con un margen considerable, algo que se irá plasmando en la oferta en el mercado. ¿Quién no recuerda a los primeros robots de cocina disponibles a precios astronómicos? En la actualidad, es posible encontrarlos muy económicos, dejando a un lado las diferencias entre unos y otros.

Se requiere que el software que incluya disponga de mejoras en los próximos meses

Una de las claves que permitirá el desarrollo de soluciones como las destinadas al planchado será la inteligencia artificial. Un software dedicado a esta función con capacidad para aprender de sus errores será básico para ir puliendo una eficiencia que ya se está consiguiendo. Aun así, para conseguir una efectividad completa, se deberá mejorar el programa en los próximos meses.

Habrá que esperar un tiempo para comprobar cómo es su demanda en el mercado. De encontrarse varios potenciales compradores, se podría llegar a acuerdos con empresas anexas a la Universidad de California para acercar un producto que podría revolucionar esta tarea del hogar. ¿Seguirás planchando tu ropa a finales de la próxima década? Este tipo de robots hace que no sea fácil responder a esta cuestión.