Los hemos visto millones de veces en series y películas de ciencia ficción: máquinas inteligentes que acaban convirtiéndose en asesinas. Pero, ¿qué pasaría si este terrorífico panorama llegase a la vida real? La realidad supera a la ficción, se suele decir, y en este caso se acaba de hacer oficial.

La tecnología avanza a pasos agigantados, y esto está siendo aprovechado por la industria armamentística a la perfección. Ya vimos cómo la tecnología está cambiando las armas de combate para las guerras, pero esto conlleva un aspecto nada positivo.

La humanidad cuenta con una gran amenaza: la existencia de los robots asesinos

Si nadie lo impide, en el futuro los robots reemplazarán a los soldados, algo que puede tener consecuencias irreparables para la humanidad. El tema preocupa ya a muchas personas, y la ONU ya se ha puesto manos a la obra para tratar de revertir la situación.

Antes de conocer cuáles son las voces en contra de estas armas modernas, vamos a conocer qué son los robots asesinos autónomos y algunas de sus variedades. ¿Por qué representan ese gran peligro para la sociedad? ¿Qué defienden las personalidades que ya se han posicionado en su contra?

Desde drones hasta tanques autónomos

Las máquinas inteligentes creadas para matar se han multiplicado durante los últimos años. En esta particular guerra de la competencia, ninguna de las grandes compañías se ha querido quedar atrás, como bien demuestra Kalashnikov.

Según informó PCMag, la empresa rusa ha desarrollado un robot con inteligencia artificial capaz de detectar a qué objetivo debe disparar cuando se encuentra en el campo de batalla, decidiendo cuál es el momento adecuado para hacerlo. Consciente de la gran mina de dinero que son estas armas, Kalashnikov ya ha anunciado el lanzamiento de nuevos productos autónomos.

El robot de Kalashnikov es capaz de elegir sus objetivos y el momento del ataque. FayerWayer

Esta empresa rusa acaparó de nuevo todas las portadas en marzo, cuando se conoció que estaba trabajando en tanques autónomos para la guerra. Como reportó Hardware Pulse, el objetivo de Kalashnikov con estos tanques no estaba muy claro, aunque seguramente se convertirán en una de sus creaciones más rentables.

En el mundo de los robots autónomos destaca especialmente Centinela SGR-A1, que ya está en uso. Diseñado por la compañía Samsung, esta máquina tiene funciones de vigilancia en combate gracias a las cámaras de las que dispone, capaces de detectar cualquier movimiento a 4 kilómetros de distancia durante el día y 2 kilómetros durante la noche.

Sin embargo, esta no es su característica más especial. Centinela SGR-A1 cuenta con un arma que puede disparar automáticamente al enemigo. Todas estas funciones están siendo ya utilizadas por Corea del Sur, que ha instalado a estos robots en la frontera con Corea del Norte, como puedes ver en el siguiente vídeo:

La autonomía de todas estas máquinas les permite actuar sin la necesidad de instrucciones humanas. El lado positivo de esta función queda olvidado al revisar el gran inconveniente de estos robots: la posibilidad de que se conviertan en auténticos asesinos.

El enorme peligro que conllevan estas armas ha sido ya denunciado por múltiples organizaciones y personalidades, que piden medidas inmediatas para proteger a la humanidad. ¿Quiénes protagonizan estas peticiones?

Cada vez más personas se unen a la lucha por el futuro

La lucha por la prohibición de estos robots autónomos cada vez es secundada por más gente, consciente de que es vital para el futuro de la humanidad. El peligro fue definido muy bien por un informe de Human Rights Watch en 2012:

Distinguir entre un civil con miedo y un combatiente enemigo amenazante requiere que un soldado comprenda las intenciones tras las acciones humanas, algo que un robot no puede hacer.

Ya es oficial que los robots autónomos asesinos representan una gran amenaza para la sociedad, por lo que numerosas organizaciones y personalidad han comenzado una batalla para que los gobiernos mundiales tomen las medidas necesarias para frenarlos.

Así lo afirma el diario The Guardian, que se hace eco de las declaraciones de unos científicos que piden una prohibición urgente. Para mostrar su punto de vista, estos críticos han creado una campaña publicitaria que impresiona. En esa misma, se pueden ver las consecuencias de robots que actúan por cuenta propia sin tener en cuenta las órdenes humanas.

El vídeo, que puedes ver arriba, ha sido lanzado por la asociación Autonomous Weapons. A través de su página web, exponen sus argumentos y animan a los usuarios a participar también en la batalla contra los robots autónomos. Según este grupo, el vídeo publicitario parece ciencia ficción, pero ya se trata de la realidad, desgraciadamente.

El tema es tan preocupante que la ONU ya está trabajando en la aprobación de medidas que limiten el uso de estas máquinas inteligentes. Las opciones son varias: desde adoptar una declaración políticamente vinculante hasta aprobar un código de conducta, tal y como informa La Prensa.

Elon Musk lidera la lucha de 116 expertos para que la ONU tome medidas inmediatas

Además, el Grupo de Expertos Gubernamentales sobre Sistemas de Armas Autónomos Letales de la ONU se ha reunido del 13 al 17 de noviembre en Ginebra (Suiza) para tratar los retos y las implicaciones éticas, técnicas, legales y militares de los robots.

Por si estas organizaciones no avalasen de por sí el peligro que supone esta sección de la robótica, 116 expertos en Inteligencia Artificial se han reunido recientemente para firmar una petición conjunta a las Naciones Unidas. Al frente de ellos, Elon Musk, CEO de Tesla y SpaceX.

La carta, que puedes leerla aquí, cuenta con la participación de los españoles Victor Martín, Toni Ferraté y José Manuel del Río, expertos en robótica. Los tres profesionales han hecho declaraciones a El Confidencial, destacando las palabras de Víctor Martín:

Muchos científicos hablan de que con estos avances se ahorrará sangre en las guerras, pero nosotros creemos que es al revés, al final estos avances armamentísticos se usarán para atacar a los más débiles.

La amenaza es clara y ha logrado que 116 expertos se unan para avisar al mundo sobre la misma. Estos profesionales, así como otras organizaciones, creen que aún no es demasiado tarde para tomar las medidas necesarias y prohibir o limitar el uso de estos robots autónomos.

Las Organización de las Naciones Unidas debe actuar ya ante este tema, de vital importancia. Ya es oficial, los robots autónomos asesinos son un peligro para la humanidad, un peligro que necesita ser eliminado urgentemente.