La experiencia de ver una película en el cine no tiene punto de comparación. Esas palomitas recién hechas, con un refresco bien frío, mientras las luces caen y la pantalla se enciende. Con suerte estás en una sala con tecnología Dolby Atmos, con lo que el sonido te envolverá totalmente durante la proyección. Imagina tener todo el espectáculo en tu casa, sin la gran molestia de tener que dejar paso a esa persona que decide entrar a la sala diez minutos después de que la película haya empezado, esos dos detrás tuyo que no paran de comentar todo lo que sucede o ese teléfono móvil que se enciende en la lejanía. Móntate tu propio cine en casa. Nosotros, a pesar de que hace falta sitio y una suma considerable de dinero, te ofrecemos las mejores ideas para que no te falte ningún dispositivo de última generación.

Empezando por lo básico

Una de las grandes señas de identidad del cine es su gigantesca pantalla. En este caso, como es una tecnología que cada vez se pondrá más de moda, creo que la mejor opción sería incorporar un proyector a ese rincón multimedia de tu hogar. Creo que no me equivocaré si te presento el proyector de tiro corto de LG, con nombre en clave HU85LS. Su precio alcanza la barbaridad de 5.999 euros, aunque pocas empresas te ofrecen una experiencia con resolución 4K, HDR10, televisión inteligente con el sistema operativo WebOS, hasta 2.700 lúmenes de brillo y más de 15 años de vida útil.

Toda película o serie de televisión necesita de un buen sistema de sonido

La segunda pata de la experiencia cinematográfica en casa es el sonido. A pesar de que la mayoría de nosotros no podemos subir el volumen, porque seríamos el enemigo número uno de nuestros vecinos, tanto como nos gustaría, sí que es verdad que la experiencia frente a la pantalla cambia mucho si tenemos un sistema de sonido de gran calidad. Para mí, una de las grandes elecciones en este campo sería introducir el sistema de sonido 5.1 de Sonos en tu salón. En este caso, una de las empresas que más está destacando en los últimos meses ofrece un pack de cuatro productos por 2.026 euros, donde se incluyen la barra de sonido, un subwoofer y dos altavoces, todo ello con la integración de Alexa.

Una correcta luz ambiental es imprescindible para relajarse en tu sala de cine

Por último, no podía faltar la tercera pieza definitiva para una gran sala de cine: la iluminación. De la misma manera en que no utilizas la misma iluminación para leer, comer o relajarte por la noche en el sofá, una sala de cine pide a gritos la introducción de los sistemas de iluminación como aquellos que ofrece la empresa Nanoleaf. Estos pequeños paneles funcionan en conjunción con tu teléfono móvil, incluso con la mayoría de asistentes virtuales, y te permiten jugar con la iluminación de una estancia. Si crees que ha llegado el momento de ver una película, simplemente elige el modo específico y disfruta de una dimensión más del cine en casa. Podrás adquirir el pack de nueve paneles por 199 euros.

Los complementos son la guinda a este pastel

Está claro que teniendo un proyector, un buen sistema de sonido y la iluminación adecuada, ya puedes dar por inaugurada tu propia sala de cine. Pero, siempre se puede aspirar a más. Es por eso que debería ser obligatorio tener tu propio carro de palomitas, como el que se vende en Amazon y que cuesta 479 euros. También incluirás unas cuantas butacas motorizadas, como las que se venden por 399 euros en Conforama, y, para redondear tu sala, quizás necesites alguna videoconsola de última generación, capaz de reproducir contenido en 4K, además de los mejores títulos del momento. Puedes adquirir Playstation 4 Pro, en Amazon, por 409 euros o bien hacerte con la videoconsola de Microsoft, Xbox One X por 420 euros, también en la página web anteriormente mencionada.

Es muy caro tener la mejor sala de cine, pero muy barato disfrutar de la mejor tecnología en Urban Tecno

Tal y como puedes observar, no hemos reparado en gastos. La suma total de todos los productos, que te hemos dejado durante este artículo, ascendería, dependiendo del número de sillones, pongamos dos, y de la videoconsola, pongamos la Xbox One X, a 9.921 euros. Como ves, montar un sistema de sonido realmente espectacular no está al alcance de muchas personas, pero nos gusta soñar a lo grande. Quizás, si el tiempo y las ganas lo permiten, otro día te cuente una versión más asequible de esta sala de cine, donde lo importante es disfrutar de imagen y sonido con la mejor relación calidad-precio. Qué fácil es soñar despierto.