¡Ya ha llegado! La verdad es que muchos de nosotros, entre los que yo me incluyo, llevábamos mucho tiempo esperando por un nuevo Samsung Galaxy Note en el mercado. Personalmente soy un amante de esta gama, he tenido varios terminales, y aunque no suele aportar grandes cambios sobre el modelo "S" del año, en este caso parece que la gran apuesta que tenemos en este nuevo Samsung Galaxy Note 8 tiene mucho que ver con la cámara, y poco con el resto de apartados. Diseño, autonomía, procesador, cámara, casi todo es igual, y pocas novedades importantes tenemos en las especificaciones.

Ahora nos toca hablar un poco de este nuevo modelo de la firma coreana. Lo cierto es que las especificaciones generales del modelo son interesantes, pero de lo que ahora nos vamos a ocupar es de su sistema de doble cámara. Al fin Samsung ha decidido incorporarlo y ya tenemos el primer terminal de la familia Galaxy con esta gran novedad. Samsung no podía dejar pasar la oportunidad y sigue la estela de los demás fabricantes de smartphones.

Estas son las principales características fotográficas del Samsung Galaxy Note 8, gracias a DPReview:

  • Sistema de doble cámara
  • Cámara de 26 mm de distancia focal con 12 megapíxeles y un sensor de 1/2,55 pulgadas de tamaño. Cada píxel individualmente cuenta con un tamaño de 1,4 µm. Para completar esta cámara principal, tenemos Dual Pixel, una apertura f/1.7 y estabilizador óptico de imagen
  • Cámara de 52 mm de distancia focal de 12 megapíxeles, con un sensor de 1/3,6 pulgadas de tamaño. Cada píxel individualmente cuenta con un tamaño de 1,0 µm. El resto de especificaciones, apertura f/2.4 y estabilizador óptico de imagen
  • Sistema de enfoque PDAF, lo que es lo mismo sistema de enfoque por detección de fase
  • Doble flash LED
  • Grabación de vídeo en 4K y cámara lenta a 240 fps en calidad HD
  • Cámara delantera de 8 megapíxeles, con grabación de vídeo en 2K –misma resolución que la pantalla–, con sensor de 1/3,6 pulgadas de tamaño y una apertura f/1.7

Sobre el papel, la realidad es que hay muchas cosas que llaman la atención, algunas son novedades y otras no tanto, pero siguen siendo interesantes, así que vamos a empezar por las que ya sabemos de qué van y qué significan.

Primero vamos a empezar hablando de la cámara delantera, un sensor con tamaño suficiente para hacernos varios selfies y que además cuenta con una apertura muy interesante, sigue la línea de otros años, con lo que podemos pensar que será una de las mejores cámaras delanteras del mercado, buen sensor, buena apertura, en general una cámara delantera que cumple.

El sistema de enfoque PDAF hace de las cámaras Samsung unas de las mejores en el famoso point-and-shoot

Una de las cosas que más me gusta de tener un Samsung Galaxy S7 edge, y que más me gustaban de mi Samsung Galaxy Note 4, es el hecho de contar con enfoque por detección de fase.

Es algo que no es nuevo, y que Samsung ofrece en muchos de sus sensores desde hace años, pero que hace al fabricante coreano diferencial en una cosa muy importante: la velocidad del enfoque en las situaciones más complicadas. Y también en la rapidez que permite el teléfono desde que lo coges hasta que hace la fotografía por enfocar tan rápido. Uno de los rasgos característicos de Samsung desde el Samsung Galaxy S5 y que mejora año a año.

Samsung Galaxy Note8 cámara
Samsung Galaxy Note 8 con el modo Live Focus. Samsung Mobile Press

¿Está a la altura el primer smartphone Samsung con doble cámara?

Habladas ya las cosas "que sabíamos", nos toca hablar de las cosas que no sabemos, bueno sí que se sabían, pero que nos han confirmado. Primero, que el Samsung Galaxy Note 8 es el primer smartphone de Samsung que cuenta con un sistema de doble cámara. Las dos cámaras por separado, no son nada especial, viendo las especificaciones de la que podemos llamar cámara principal, la "wide angle lens", tenemos lo mismo que nos encontramos en el gama alta de Samsung desde el año pasado.

Es decir, 12 megapíxeles, con la misma apertura de lente y el mismo tamaño de píxel, por lo que el rendimiento será muy parecido –sigue siendo uno de los mejores un año y medio después–, y notaremos diferencias en el procesado y puede que en algunos otros detalles, pero no habrá una gran diferencia.

La distancia focal de 52 mm está muy cerca de la distancia focal más utilizada en las DSLR

El punto interesante viene con el sistema doble de cámara y lo que permite. Para empezar, tenemos una distancia focal diferente. Samsung ha optado por eso en este Samsung Galaxy Note8, en vez de tirar por un sensor monocromo o alguna cosa de esas, lo que nos acerca más a una distancia focal para retrato, muy habitual en muchos fotógrafos, y que casi todos aquellos que saben algo de fotografía conocerán.

Esta cámara tiene ciertas limitaciones a nivel de componentes, ya que por tamaño y distancia física, el sensor es más pequeño. Seguramente no cabría en el chasis un sensor más grande con esa distancia focal, y además también tiene menos luminosidad, por lo que será una cámara que en condiciones difíciles perderá un poco respecto a su "hermana".

Este sistema de doble cámara del Samsung Galaxy Note 8, al igual que sucede con el iPhone 7 Plus, lo que nos permitirá será realizar fotografías con desenfoque, generando un efecto bokeh por software a través de la ya famosa fotografía "computacional". Parece que está de moda, y la realidad es que gusta mucho a los usuarios, así que Samsung se tenía que subir a este carro, y no podía dejarlo pasar más allá de este Samsung Galaxy Note8.

Samsung Galaxy Note8
Samsung Galaxy Note 8. Samsung Mobile Press

¿Dónde está lo bueno entonces de este sistema doble si parece igual que los de otros fabricantes? Lo primero es que es el primer sensor de doble cámara que monta estabilizador óptico en las dos cámaras, mejorando así las situaciones complicadas a las que se puede tener que enfrentar este Samsung Galaxy Note 8, ofreciendo mejores resultados en general.

El segundo punto, y oara mí el que más me ha gustado (y eso que es por software y no soy yo un gran amante de este tipo de mejoras), es que podemos ver en tiempo real el desenfoque de la fotografía. Así podemos manejar la calidad del mismo y modificar el bokeh, tanto en directo como posteriormente, dejando a aquellos que les guste toquetear las fotografías, la opción de realizar este efecto desenfoque a su gusto.

Cómo puedes ver, parece que el Samsung Galaxy Note 8 será uno de los mejores exponentes fotográficos de este año 2017 en el terreno smartphone, aunque sobre el papel, viendo sus cámaras por separado, parece que no aportan grandes novedades al mercado.

Tampoco parece que haya una gran revolución en la innovación más grande de todo el terminal respecto a los Samsung Galaxy S8. Pese a todo tengo que decir que me encantaría poder tener este Samsung Galaxy Note 8, probar su nuevo sistema de cámara dual y realizar fotografías con desenfoque en vivo y a mí gusto. ¿Tú no?