El mundo de la tecnología, en este caso se podría ceñir a la telefonía móvil, es una autopista de un sólo sentido donde las empresas viajan a miles de kilómetros por hora y es imposible detenerse a ver el paisaje, porque detrás vienen nuevos competidores dispuestos a arrebatarte tu lugar en la carretera. Samsung, desde hace muchos años, sabe que tiene que abarcar multitud de consumidores, con multitud de productos, y esto se refleja en los primeros lanzamientos y rumores del año.

Una versión pequeña de un gran terminal

Recientemente, gracias a la información que hemos podido obtener de la propia compañía, hemos conocido la puesta a la venta de la tercera versión de uno de los terminales más demandados dentro de la empresa surcoreana. En esta ocasión, el Samsung Galaxy Note 10 Lite, ojito con la nomenclatura, nos trae un diseño y prestaciones similares a sus hermanos mayores, aunque a un precio más contenido, siendo la versión más asequible la que puede adquirirse por 609,01 euros desde la página oficial.

Este terminal es un digno rival de cualquier otro gran dispositivo

Para empezar el resumen de este dispositivo, habría que empezar destacando su increíble pantalla, un panel de 6,7 pulgadas, con resolución FHD+ y tecnología Super AMOLED, además del conocido agujero en pantalla que, en esta ocasión, ocupa el lugar central. La cámara trasera, con un módulo cuadrado, incorpora tres sensores, siendo el principal de 12Mpx, un ultra gran angular de 12 Mpx y el último, teleobjetivo, de 12 Mpx. La cámara delantera, con un único sensor, añade 32 Mpx al teléfono.

Samsung continúa la senda de decenas de dispositivos con su Galaxy Note 10 Lite. MuyComputer
Este teléfono, en mi opinión, me parece un gran acierto por parte de Samsung

Obviamente, uno de los grandes argumentos de venta de este terminal será poder utilizar el S-Pen sin la necesidad de gastar más de 800 euros. Por ir finalizando, te contaré que llegará con 6 Gb de memoria RAM y 128 Gb de almacenamiento interno, además de poder elegir tres combinaciones de colores, blanco, rojo y negro, para dotar de mayor personalidad al terminal. Una batería de 4.500 mAh parece que servirá para evitar los problemas pasados de un teléfono que está llamado a triunfar a principios de este año.

Los rumores acerca del Galaxy A11

En otro orden de cosas, aunque Samsung siga siendo el protagonista, parece que también empiezan a sonar otros dispositivos en el horizonte de la compañía asiática. Según la información que hemos podido obtener del medio de comunicación SamMobile, ya podríamos conocer ciertas, e interesantes, especificaciones del nuevo terminal, a juzgar por los datos que han podido ser recopilados en la certificación FCC. Uno de ellos es la posible capacidad de la batería, que nos llevaría a tener 4.000 mAh en este teléfono móvil.

Posible aspecto del Samsung Galaxy A11. SamMobile
Este terminal de gama media iría enfocado a un público menos exigente

La cámara, uno de esos elementos que resultan casi imprescindibles para la mayoría de los usuarios en la actualidad, también ha sido desvelada. Este Samsung Galaxy A11 podría incorporar un triple sensor en la parte trasera, de manera vertical, intuyéndose la integración de un sensor de profundidad y otro sensor macro, para poder sacar el mayor partido a la fotografía en el dispositivo. El terminal pretende asentarse en la zona media del sector, ya que integraría 2 Gb de memoria RAM, 32 Gb de almacenamiento interno, previsiblemente con la capacidad de añadir más espacio a través de tarjetas MicroSD, además del chip Snapdragon 625/626, cuya versión europea sería el equivalente Exynos.

Samsung parece que seguirá reinando en España

De momento, para ir cerrando el artículo, parece que la salud de la empresa surcoreana no se resiente y, a pesar de la falta de grandes innovaciones salvo el Galaxy Fold, continuará reinando en el mundo Android durante el siguiente año. Veremos si el resto de compañías logran hacerle sombra y si Huawei consigue superar sus problemas diplomáticos y los usuarios podemos optar a sus excelentes dispositivos en nuestro país, sin ningún tipo de veto.