El Samsung Galaxy S9 y su hermano mayor el S9+ acaban de salir a la venta, de hecho no ha pasado ni un mes, y ya estamos hablando del Galaxy S10. Impresionante. Sabemos que el mundo de la tecnología se renueva constantemente, pero nuestro afán por conocer lo que vendrá es insaciable.

Por tanto, hemos decidido recoger todos los rumores que se vienen comentando durante los últimos días, pero hablaremos de algo más. Nuestras ganas de tener siempre lo último de lo último y de conocer las especificaciones de dispositivos que llegarán dentro de un año quizás sean demasiado.

Acaban de salir a la venta, pero ya pensamos en su sucesor. The Verge

Grandes cambios para el Galaxy S10

El terminal estrella de Samsung para el año que viene, el ¿Samsung Galaxy S10?, será presentado dentro de algo más de 10 meses, pero ya podemos comenzar a divagar sobre cómo será. Como apuntan nuestros compañeros de Andro4all, parece ser que Samsung dejaría atrás la línea S, para apuntarse a la X (diez en números romanos).

Con este lanzamiento la familia S podría llegar a su fin

Dado que el S9 no ha experimentado un gran cambio físico respecto a su antecesor, esperamos notables modificaciones en el diseño para el año que viene. Los materiales probablemente sean los mismos, con el predominio del cristal, pero Samsung podría apuntarse a la moda del notch. Esperemos que este último rumor no se cumpla.

Otros rumores hablaban incluso de un terminal plegable, pero aún no parecer ser el momento. Además, vistos los resultados de otros fabricantes, como el Axon M de ZTE, sería muy extraño que una compañía se lanzara a la piscina con su buque insignia. Probablamente aún tendremos que esperar algún tiempo.

En su interior, el Galaxy S10 contaría con un nuevo procesador de 7 nanómetros, convirtiéndose así en el primer terminal de la firma coreana en montarlo. Además, y a pesar de que también se rumoreaba para este año, contaríamos con un lector de huellas bajo la pantalla. Ya iba tocando.

¿Podríamos esperar una nueva mejora del desbloqueo facial?

Se dan por hecho los demás sistemas de seguridad como el escáner de iris y el desbloqueo facial, que probablemente llegue con una nueva tecnología. Otros aspectos como la resistencia al agua y al polvo también estarán asegurados.

En cualquier caso, seguro que conoceremos muchos más datos durante los próximos meses, y quizás alguno de los que hemos comentado aquí quede obsoleto. Y es que no debes olvidar que estamos ¡a más de 10 meses de su presentación!

Renovar, renovar y renovar

Aprovechamos para dejarte por aquí algunas reflexiones después de que hayas conocido los posibles primeros datos sobre el que será el nuevo integrante de la familia Galaxy. Hace algunos días hablamos sobre cuál podría ser el mejor momento para comprar un smartphone, y ya dejamos caer alguna idea.

Estos dos hechos han acabado con el factor sorpresa

Durante los últimos años las distintas gamas en las que agrupábamos a los dispositivos, gama baja, media y alta, han ido cambiando y ya no están tan distanciadas unas de otras. Ahora prácticamente cualquier terminal puede rendir muy bien. Por otro lado, las nuevos lanzamientos ya no sorprenden tanto como antes. Como leemos en Andro4all, otras firmas como OnePlus van incluso más allá.

El factor sorpresa se ha perdido, y dos hechos parecen tener la culpa. El primero es la propia renovación anual, que da menos tiempo a que los fabricantes puedan implementar nuevas tecnologías.

Sin embargo, el más importante es el que implica a las filtraciones. Hace algunos años no conocíamos prácticamente nada de un nuevo dispositivo, fuese del tipo que fuese, hasta el día de su lanzamiento. Hoy en día, tenemos fotografías y sabemos todas las especificaciones meses antes de que vea la luz oficialmente.

Aquí ha quedado más que patente, habiendo hablado de un dispositivo que llegará el año que viene, y a las pocas semanas de la salida de su antecesor.