Sin lugar a dudas, al menos en mi opinión, las pantallas que montan los dispositivos de mayor gama de Samsung se encuentran entre las de mayor calidad, tanto por resolución, brillo, nitidez y gestión del color. Samsung ha querido innovar este año con una pantalla que elimina la ceja, aunque incluye un extraño agujero, pero este paso no es el último en la guerra por llevar más contenido a la parte frontal de nuestros dispositivos. Samsung quiere la pantalla infinita y parece que puede conseguirla antes que ninguno de sus rivales.

Sensores, cámara y sonido bajo pantalla

La capital de Corea del Sur, Seúl, tiene la clave de este asunto, ya que ha sido a través de un medio de comunicación de la ciudad, en concreto el Yonhap News Agency, que nos hemos enterado de la posibilidad de que la cámara de los dispositivos de Samsung se pueda esconder bajo la pantalla. Si te sorprende este dato, debes saber que en la actualidad la familia Galaxy ya dispone del sensor de huellas integrado en la parte delantera del dispositivo, gracias a los ultrasonidos. Tal y como declaró Yang Byung-duk, vicepresidente de la compañía:

Crear un agujero en la pantalla OLED es una tecnología realmente retadora. A pesar de que podría no ser posible fabricar un teléfono con pantalla completa en los próximos dos años, la tecnología puede avanzar hasta un punto donde el agujero de la cámara podría ser invisible, sin afectar las funcionalidades de la cámara en ningún momento.

Las pantallas de Samsung podrían ser realmente infinitas. Unsplash
El sonido a través de la pantalla ya es una realidad con LG

Además, tal y como ya ha presentado LG y parece que Apple podría seguir sus pasos, Samsung también estaría interesada en fabricar pantallas que permitan mejorar el sonido del terminal en lo que se conoce como Crystal Sound OLED. Veremos cuánto tiempo pasa, desde que hemos conocido las intenciones de Samsung hasta que tenemos dispositivos realmente funcionales, con una tecnología que aún solo podemos soñar.