Quizás no quieran olvidarse de sus pantallas plegables, entre otras cosas porque tienen que vender un terminal presentado con todo lujo de detalles, pero creo que los problemas que les ha ocasionado el Samsung Galaxy Fold han hecho que la compañía asiática explore otras alternativas, por si este fiasco no puede revertirse finalmente. Como de sabios es rectificar, Samsung ya se ha puesto manos a la obra con un nuevo sistema de ampliación de la pantalla. Así luce.

Expandiendo las posibilidades

Recientemente, gracias a la información que hemos podido obtener del medio de comunicación digital LetsGoDigital, sabemos que Samsung continúa empeñada en que la pantalla de nuestros dispositivos pueda variar de tamaño, según las necesidades que vayamos teniendo a lo largo del día. En este caso, tal y como puedes apreciar en la imagen que os traigo en la parte inferior del párrafo, la empresa surcoreana quiere evitar disgustos con paneles flexibles y se decantaría por extender el mismo.

Así luciría la pantalla del Samsung patentado. LetsGoDigital
Samsung aún sigue empeñada en que nuestras pantallas crezcan

A pesar de que en la propia patente no se aclara cómo funcionaría exactamente este sistema de expansión de la pantalla, ya que podríamos estar ante un panel enrollable, como algunos fabricantes de televisores ya han presentado en el pasado CES de Las Vegas, o ante un sistema donde otra pantalla se esconde bajo la primera, a modo de mazo de cartas. Sea de la manera que sea, Samsung, con esta nueva patente, deja claras dos cosas. Por una parte, que su confianza en los terminales flexibles ya presentados no es la máxima en absoluto y, en segundo lugar, que la compañía asiática lidera el mercado de la innovación, a pesar de que tenga ciertos fallos de renombre. No nos queda más que aplaudir la actitud de la marca, hacia un futuro distinto.