No nos hemos vuelto locos, ni nos está afectando este cambio repentino de temperatura, clima y estación. La realidad es que, en un interesante y sorprendente giro de los acontecimientos, la noticia que os traigo hoy es una mezcla de amor, mensajes de texto y errores de varias empresas de telecomunicaciones. Nadie es perfecto, aunque algunas equivocaciones podrían dar lugar a confusiones poco recomendables.

San Valentín en noviembre

Recientemente, gracias a la información que hemos podido leer en el medio de comunicación norteamericano Business Insider, hemos conocido cómo Sprint, Verizon o T-Mobile, algunos de los operadores de telefonía más importantes del país, han tenido un ligero percance con ciertos usuarios. La noticia ha empezado a circular por la red y, en resumidas cuentas, nos habla de cómo multitud de personas han estado recibiendo mensajes de texto que el remitente asegura no haber enviado. Muchos de ellos, de ahí el asunto amoroso, tenían como fecha de envío el 14 de febrero de este mismo año. Confusiones y recelos comenzaron a surgir, aunque todo parece tener una explicación lógica.

Mensajes de texto han llegado a teléfonos de Estados Unidos. Unsplash
Recibir extraños mensajes de madrugada ha sido la anécdota de la noche para centenares de usuarios

Sprint, por un lado, asegura que el error fue debido al mantenimiento de sus líneas, afectando a multitud de compañías. Por otra parte, representantes de T-Mobile echaron balones fueran, afirmando que esta situación se produjo por problemas en empresas de terceros, aunque lo que hubiese sucedido ya estaba perfectamente solucionado. Parece que los mensajes de texto llegaron a personas tanto con teléfonos móviles bajo Android, iOS y distintas marcas y compañías de telecomunicaciones. Estoy por ver, aún, el día en que los bancos se equivoquen y nos pongan seis ceros de más en nuestras cuentas. Por pedir, que no quede.