Sé que no soy el redactor más original escribiendo este artículo, aunque creo que puedo aportar un punto de vista distinto en la tecnología que hemos podido ver, tocar y sentir a lo largo de este intenso año 2018. No abarcaré todos los sectores, pero sí me centraré en los productos que más han llamado mi atención y también en aquellos con los que he podido mejorar mis rutinas diarias.

De Samsung a Apple

Si el año comenzaba con mi Samsung Galaxy Note 8 como dispositivo esencial para todo lo relativo a las comunicaciones, juegos esporádicos, música, podcasts, fotografía y diversiones varias, ahora que está acabando he decidido volver a los brazos de la compañía de Tim Cook de la mano de su iPhone Xr. Quizás, más adelante, haga un artículo con lo mejor y lo peor del dispositivo, pero ya te adelanto que su batería es una auténtica salvajada y que su rendimiento tiene pocos rivales en la actualidad.

La telefonía móvil sigue siendo la reina de la tecnología

Es mi caso, e imagino que el de muchos de vosotros y vosotras, pero me cuesta imaginarme mi día, desde que me levanto hasta que me acuesto, incluso durmiendo, sin tener cerca de mí este pedacito de tecnología tan imprescindible. Da igual la marca, el caso es que apuesto a que dentro de muchos años los teléfonos móviles seguirán siendo los protagonistas centrales de nuestra vida. En mi caso, este año quiero seleccionar este modelo de iPhone como mi referente a la hora de combinar diseño, prestaciones y un precio contenido, si tenemos en cuenta la realidad de Apple.

Skins, pavos y batallas

No soy la persona que más horas dedica al mundo de los videojuegos, pero la adquisición, a finales de 2017, de Nintendo Switch fue un cambio en la manera en que disfrutamos de ratos de ocio en casa. Los juegos competitivos, los juegos protagonizados por Mario o el control por movimientos con los mandos de la consola son razones más que suficientes para alabarla. Sin embargo, creo que no me equivoco si os digo que entre los juegos del año, diría de los últimos años, os nombro a Fortnite.

La mayoría hemos caído en la tentación de abrir cofres, saltar de un autobús o alejarnos de una extraña tormenta

Este videojuego, que ha conseguido plantar cara e incluso superar a PUBG en su propio terreno, lo tiene todo. Si quieres jugar de forma casual, echar unas partidas al día o construir mientras exploras los curiosos parajes, puedes hacerlo. Si eres un competidor nato y lo que quieres es conseguir todos los logros, ganar las máximas partidas posibles y ser un profesional, también puedes hacerlo. Además, Epic Games han conseguido que nos metamos de lleno en la historia, ya van por la séptima temporada, incluyendo grietas temporales, naves o islas flotantes. Es el juego del año para mí, sin lugar a dudas.

Amazon contra Google

Estamos muy habituados a ver cómo las grandes compañías tecnológicas pelean en más de un terreno de juego. Este 2018 también será recordado por la batalla entre los asistentes de voz incluidos en fastuosos altavoces inteligentes. Mi opción ha sido elegir un Google Home Mini, el cuál no puedo más que recomendarte, aunque Amazon ha decidido llegar a nuestro país a finales de año y sus productos liderados por Alexa ya están entre los más vendidos de la plataforma online.

Alexa aterrizó en España recientemente

He de admitir que Amazon se ha marcado un tanto, aunque ya les ha costado tiempo llegar a nuestro país, con la llegada de su línea de productos Echo. Sin embargo, en mi casa solemos decir eso de Ok, Google. El pequeño altavoz de la compañía norteamericana suena más que correcto, es portátil, puede emparejarse con cualquier dispositivo móvil a través de Bluetooth y, que es lo que más utilizamos, puede convertirse en tu mayordomo virtual. Mi uso va desde pedirle que ponga series y películas en Netflix, encender y apagar la televisión, controlar la reproducción del Chromecast, añadir productos a la lista de la compra, poner temporizadores, saber la previsión meteorológica y, porqué no decirlo, fardar y vacilar un poco cuando la gente llega a casa.

Mis notas tecnológicas a pie de página

Para acabar el artículo me gustaría destacar algunos productos que han ido apareciendo a lo largo del año y que, aunque no los haya podido probar, han llamado poderosamente mi atención. En primer lugar, sigue sin haber ninguna duda de que el mejor reloj inteligente se llama Apple y se apellida Watch. En su cuarta versión, la pantalla se ha visto incrementada y, como curiosidad, han introducido la posibilidad de realizar electrocardiogramas.

Microsoft sigue en su línea de grandes diseños y productos de primera línea

En cuanto al sonido, Microsoft reveló recientemente sus auriculares inalámbricos, con multitud de críticas favorables por su calidad y grado de innovación. Aunque si un producto me ha fascinado este año es la combinación de Alexa con la pérfida HAL-9000, de 2001: Una odisea en el espacio, en un producto creado por la compañía Master Replicas Group, que debería ser un imprescindible para los que, como es mi caso, sentimos devoción por el séptimo arte. Esperemos que 2019 sea un año tan intenso como el que nos abandona y que la tecnología siga mejorando nuestras vidas, además de hacerlo nosotros con las de aquellas personas que nos rodean.