Los atropellos de ciclistas continúa siendo una de las asignaturas pendientes de las organizaciones que velan por la seguridad vial. Cada año, se registran decenas, centenares o, incluso, miles de fallecidos mientras se practica esta actividad. En la mayoría de las ocasiones, son los alcances los que terminan derivando en este tipo de accidentes.

Desde hace un tiempo, debido al incremento de la mortalidad, se han comenzado a aplicar políticas más severas para tratar de revertir esta desastrosa situación. En la mayoría de las ocasiones, este tipo de siniestros tiene lugar fuera del ámbito urbano, pero ante el incremento de la apuesta por el uso de las bicicletas en la ciudad, se ha notado un aumento de la mortalidad en dicho perímetros.

Wayv se ha centrado en la seguridad activa para reducir el riesgo de accidente

Sea como fuere, conviene tomar medidas que sirvan para paliar las consecuencias que afectan a un colectivo todavía desprotegido. Una empresa denominada Wayv ha creado un dispositivo que debería servir para reducir, al menos, la exposición de la persona mientras se encuentra encima de la bicicleta. Su desarrollo está siendo objeto de inversión por el atractivo de la apuesta.

Al fin y al cabo, estamos ante un sector que apenas ha incluido novedades en términos de seguridad. La mayoría de las innovaciones introducidas se han basado, principalmente, en la mejora del desempeño. ¿Le ha tocado el turno a la seguridad? De tener éxito esta propuesta en el mercado, podríamos estar ante un nuevo panorama en el mundo de las 2 ruedas.

Veamos, por tanto, en qué consiste esta nueva tecnología y por qué podría ser incentivado su uso por organismos como las Administraciones Públicas. Es más, ¿debería estar este tipo de artículos subvencionados por el erario público? No hay que olvidar que esto termina implicando en un menor riesgo a la hora de sufrir un accidente con drásticas consecuencias potenciales.

Instalación de luminosos con funciones a través de un app

Esta compañía, de origen británico, ha sido capaz de crear una solución en la que se conecta el ámbito digital con el producto palpable. Conjuntamente, se ha conseguido mejorar la seguridad de los usuarios que montan en bicicleta gracias a una tecnología de luces LED conectadas mediante el smartphone. De esta forma, se lograr aumentar la percepción de los demás usuarios de la vía sobre su posición.

Wayv dispone de una tecnología luminosa para mejor la seguridad de los ciclistas. Twitter WAYVUK

El funcionamiento es muy sencillo. Esta solución tecnológica está compuesta por 3 piezas fundamentales; un arnés, una luz que se instala en el casco y un gadget que se ancla al manillar del vehículo. Todo ello estará conectado con una app propia de la compañía que actúa como gestor de comandos y como medio de ejecución de las órdenes que se envían.

Los diferentes componentes de esta tecnología están conectados vía Bluetooh

El Bluetooth, como es lógico, es el canal utilizado para transferir la información entre las diferentes piezas del programa. En relación con la aplicación móvil, su principal función es la configuración de los mecanismos respecto a la intensidad de las luces LED y otros aspectos relacionados con la iluminación, tales como el parpadeo o la secuencia de destellos.

Según se puede leer en el portal New Atlas, su utilización apenas tiene dificultad para un usuario medio. Bastará con encender el sistema y ejecutar la herramienta de los intermitentes cuando sea necesario. para ello, tan solo habrá que desplazar del dedo por la superficie del gadget en dirección hacia el giro que se pretende realizar.

Un producto elitista que reducirá su precio a mayor demanda

Tal y como viene siendo habitual en estos casos, este producto disfrutará de un precio un tanto elevado respecto a cualquier otro sistema de iluminación. A fin de cuentas, la ausencia de competencia y el disfrute de un producto mucho más puntero en materia tecnológica, lo convierten en una oferta elitista. ¿Estarían dispuesto/a a pagar hasta 175 euros por una unidad?

Esta tecnología está vinculada al smartphone para facilitar las indicaciones al resto de usuarios. Design Boom

Su desarrollo en el mercado será lento, pero tendrá cabida. El incremento de alternativas a la solución planteada por Wayv marcará el futuro de una tecnología que reducirá costes de producción a medida que incremente su demanda. Es importante recordar que las principales compañías en este sector podrían disponer de este producto a un menor precio del referido anteriormente.

La autonomía de las diferentes piezas es variable en relación con el consumo

Ahora bien, ¿qué obtiene a cambio el cliente? Este elemento de seguridad dispone de baterías independientes que se pueden recargar mediante un sistema de conexión USB. De esta forma, se puede disfrutar de hasta un máximo de 5 días (arnés), 7 días (casco) y 15 días (gadget del manillar) de autonomía debido a que las luces que porta, un total de 200 de tipo LED, son de bajo consumo.

Su lanzamiento se ha pospuesto a finales de año. No obstante, todo dependerá de los fondos que se consigan recaudar en la plataforma de crowdfunding Kickstarter. ¿Estamos ante una medida de seguridad que podría llegar a ser obligatoria en los próximos años? Habrá que esperar un tiempo para saber las primeras estadísticas tras su uso.