Cuando se habla de tendencias en cualquier sector, ahora nos centramos en la tecnología y, en concreto, en los teléfonos móviles, es digno de destacar cómo algunas compañías han conseguido llegar a la cúspide de su sector, siendo, en la actualidad, una mera sombra de lo que en su día nos ofrecieron. Este es el caso de Sony, al igual que podíamos hablar de Nokia, pero las próximas semanas podrían demostrar que nos equivocamos.

La gama alta se prepara para el nuevo Xperia

Recientemente, gracias a la información que hemos podido obtener del medio de comunicación digital MyDrivers, hemos conocido la posibilidad de que la compañía nipona presente más de un terminal en el próximo Mobile World Congress de Barcelona, que se celebrará entre los días 24 y 27 de febrero de este año. A pesar de que en nuestro país el gasto medio por teléfono móvil es bastante inferior a los grandes países, menos de 300 euros por terminal, lo que realmente nos llama la atención son las grandes apuestas de las empresas tecnológicas. Sony, si los rumores son ciertos, intentará vender un dispositivo realmente poderoso.

Imagen de archivo de un teléfono móvil de Sony. Unsplash
Sony necesita un cambio de rumbo en sus teléfonos móviles

Obviamente, como se repetirá hasta la saciedad durante el próximo año, el teléfono estrella de Sony portará conectividad 5G. La pantalla, el gran caballo de batalla del sector, podría llegar hasta las 6,6 pulgadas, siendo su resolución 4K en un panel OLED, con HDR incorporado. Por cierto, la pantalla podría seguir teniendo el aspecto 21:9, marca de la casa. El chip Snapdragon 865 de última generación podría dar potencia al dispositivo, además de incorporar cuatro sensores en la cámara trasera, con el añadido de un sensor TOF para medir la profundidad. La grabación de vídeo en 8K, una apertura de la lente principal de 1.7 y 48 megapíxeles serían las armas de Sony para captar al público más sibarita. ¿Será suficiente?