Amazon es el gigante más destacado del mercado en términos de paquetería. Esta plataforma se ha convertido en uno de los principales medios que ha crecido al mismo ritmo que el auge del comercio online. La disposición de un nuevo canal de producción está permitiendo que el tejido empresarial se haya desarrollado en muchas áreas geográficas, pero también conlleva unas desventajas.

Sus 2 principales problemas están relacionados con el cambio climático. ¿Sabías que comprar por Internet se contribuye, también, al incremento de la contaminación? Basta con echar un rápido vistazo a tu avenida más próxima para entender la inmensa cantidad de dinero que genera el sector del transporte de productos.

El material de embalaje supone un coste millonario cada año a Amazon

El otro inconveniente que ha surgido está relacionado con el uso de material de embalaje. El cartón, proveniente del papel, así como el plástico, son los 2 elementos fundamentales para entender los envíos y recepciones de productos. Esto no siempre termina derivando en prácticas de reciclaje, por lo que nos enfrentamos a un serio riesgo en términos medioambientales.

¿Quién no ha pedido alguna vez un producto de muy pequeñas dimensiones y lo ha recibido en un envase protector mucho más grande? Esto es justo lo que está planteándose la empresa de Jeff Bezos. ¿Hasta qué punto podría reducirse el material empleado con el objetivo de proteger los productos que se adquieren? La clave podría estar en la robótica.

La empresa de origen estadounidense podría reemplazar a parte de la plantilla a través del uso de robots especializados que incluirían inteligencia artificial. De esta forma, se conseguiría un beneficio doble para la empresa; el ahorro de materias primas básicas en el negocio y una mejora a nivel reputacional. ¿Cómo se implementaría esta innovación?

La solución, una vez más, pasa por la automatización del personal

La sustitución del personal de carne y hueso parece que, de nuevo, vaya a ser la solución que han pensado en Amazon para mejorar su fuente de beneficios principal. Cada una de las unidades robóticas que se instalaría en los centros de suministro tendría un coste próximo al millón de dólares, al cual habría que añadir el precio en formación y dedicación por parte de los operarios.

La paquetería de Amazon será optimizada para reducir el empleo de materias primas. El Confidencial

No obstante, la luz verde al proyecto estaría especialmente condicionada al ahorro que se generaría en varios sentidos. El mejor ejemplo de ello nos lo muestra el personal que se requeriría bajo la disposición de estos nuevos robots en plantilla. Al parecer, según se puede leer en Reuters, Amazon se podría ahorrar hasta 24 puestos de trabajo por unidad.

Esta nueva medida, por el momento, solamente tendría un efecto directo en los centros de distribución disponibles en Estados Unidos. Aun así, la mejora de la productividad podría hacer que esta polémica medida se trasladase, además, a los demás centros de gestión de envíos que tiene Amazon repartidos por todo el mundo. ¿Es una apuesta por la sostenibilidad o por una mejora de su imagen?

Desde hace años, este sector está concentrando una mayor cuantía de empresas. Esto provoca que las exigencias a Amazon por parte de los inversores sea mucho más notable. Una mejora de la productividad podría generar un balón de oxígeno para seguir creyendo en la solvencia de la firma. Aun así, es importante ensalzar, además, qué se consigue con una medida de estas características.

Un proyecto para reducir el uso de materiales básicos en el sector

El plástico, en tan solo unas décadas, se ha convertido en uno de los principales problemas de las potencias mundiales en términos de lucha contra la contaminación. La fauna y flora está viéndose realmente perjudicada por el empleo a mansalva de este tipo de tecnologías, lo cual está provocando que se estén introduciendo restricciones a su uso.

Amazon mejorará la gestión de sus paquetes a través de robots que incorporarán inteligencia artificial. Soy 502

Amazon ha establecido entre sus prioridades combatir este problema. La primera medida pasará por el uso de paquetes mucho más adaptados a las necesidades del contenido que hay en el interior. De esta forma, se conseguirá un ahorro a nivel de existencias y una mejor gestión de las recepciones y envíos. ¡Hasta en los repartos se notará la mejora de esta innovación!

A lo largo de los próximos meses comenzará un periodo de pruebas para los robots

Aun así, es pronto para pronosticar qué rendimiento tendrá esta nueva tecnología que va a ser probada a lo largo de los próximos meses. ¿Terminará funcionando y trasladándose esta propuestas a todos los centros a nivel mundial? Todo dependerá de la mejora de la competitividad que se produzca en las pruebas.

La firma que nació como un referente en la lectura bajo el formato ebook ha ido creciendo a base de una toma de decisiones increíble. Se espera que la llegada de esta nueva manera de optimizar la gestión de paquetería tenga una implicación directa en el desarrollo del negocio. No hay que olvidar que Amazon está inmersa en muchos otros programas no relacionados con su industria principal.