Desde hace ya alguna que otra década, la escasez de recursos fósiles se ha convertido en uno de los principales problemas a tener en cuenta en el medio plazo. Las reservas de gas natural o petróleo, entre otras, están reduciéndose de forma exponencial debido, principalmente, a un uso exponencial a medida que la economía ha ido desarrollándose. Es fundamental buscar, por tanto, fuentes alternativas.

En este sentido, lo más sostenible para el futuro sería aprovechar la energía que nos proporciona la propia naturaleza. De hecho, podemos transformarla a energía eléctrica a través de varios medios, por lo que cada vez hay menos excusas para no dejar atrás las materias primas agotables. Contamos con la opción solar, mareomotriz, biomasa, eólica, etc. ¿Es el momento para apostar por ello?

El uso de tecnologías limpias para obtener electricidad es una práctica en aumento

Con el paso del tiempo y la realización de más inversiones al respecto, el coste de producción de un kW de electricidad a través de fuentes sostenibles se ha reducido de forma muy notable. Aun así, todavía es posible mejorar la competitividad de esta alternativa. Es aquí donde la nueva tecnología que te presentamos cobra un mayor sentido. ¿Y si pudiesen combinarse dichos métodos?

La empresa alemana Sinn Power acaba de presentar una idea que podría revolucionar la forma de obtener electricidad a un coste todavía más reducido que el actual. Se trata de una especie de plataforma flotante que permitiría captar la luz del Sol gracias a la instalación de placas fotovoltaicas, así como la eólica y la mareomotriz, es decir, la producida por las olas.

¿Cómo funciona esta innovación y cuál es su capacidad para ser producida e instalada en masa? Las primeras pruebas aseguran que una gran parte de la costa podría disfrutar de electricidad proveniente de energías completamente limpias gracias a esta superficie en mitad del mar u océano. Veamos cuáles son sus principales aspectos técnicos y por qué se trata de una solución diferencial.

La plataforma sostenible definitiva para la obtención de electricidad

Lo primero que cabe mencionar es que se trata de una solución muy flexible. Es cierto que su máximo desempeño tiene lugar en alta mar, pero también podría ser instalada, por ejemplo, en una zona montañosa para lograr captar energía proveniente del Sol y la generada por el viento. Aun así, lo más lógico sería aprovechar su capacidad para transformar, además, la energía provocada por las olas.

Sinn Power ha conseguido crear una plataforma para obtener electricidad a través de diversas fuentes de energía renovable. Sinn Power

Esta curiosa plataforma se vale de una serie de flotadores móviles. Gracias a ellos, se puede mantener en la superficie ondeándose al ritmo de las olas. Esto es justo lo que le permite contar con capacidad para obtener un mejor ángulo de ataque frente a las olas. Gracias a ello, la obtención de una mayor cantidad de energía eléctrica es mucho más sencillo.

La plataforma consigue transformar energía procedente del Sol, del viento y de las olas

El movimiento producido por el movimiento del agua es lo que permite contar con esta tercera vía energética. Al mismo tiempo, una serie de barras estabilizadoras es lo que hace posible que la estructura tenga una mayor rigidez, evitando que se doble o se rompa si hay mal temporal. Según se puede leer en el portal tecnológico New Atlas, se consigue una mayor vida útil de la plataforma.

Por otro lado, tendríamos la opción de las placas solares, las cuales están dispuestas con una cierta inclinación para captar mejor los rayos del Sol y diversos molinos para hacer posible la transformación procedente de la energía eólica. Todo ello, conjuntamente, permite aprovechar mejor su configuración, algo que se traduce en una mayor competitividad y eficiencia por parte del sistema.

Superar obstáculos esenciales para hacer posible su instalación

Uno de los objetivos de Sinn Power es hace de esta idea un proyecto viable. ¿Cómo conseguirlo? El problema más importante está íntegramente relacionado con la dureza de las condiciones físicas y climatológicas. Entre todas ellas, la que más preocupación provoca es la corrosión del agua salada que produce sobre muchas superficies.

La plataforma Sinn Power está pensada para ser probada a lo largo de los próximos meses. New Atlas

En este sentido, la empresa alega que sus materiales cuentan con especificaciones que toleran las características de este tipo de agua. Ahora bien, ¿por cuánto tiempo? Cabe destacar que la producción e instalación requerirá varios años de retorno de la inversión. ¿Y si la resistencia IP68, que es la que tienen los componentes, no dura más que un par de años?

A lo largo de los próximos meses se comprobará la eficiencia de esta plataforma

Se espera que a lo largo de los próximos meses se pueda dar respuesta a este tipo de cuestiones. En términos de prueba, se especula que algún punto de las islas griegas podría ser el área en la que podría tener un cierto protagonismo. Esto servirá para comprobar su efectividad y, por supuesto, si cumple con la exigencia de abastecimiento energético de la población.

Para ello, se unirá un clave de alta resistencia desde la plataforma al tendido eléctrico de la zona costera. Y tú, ¿alguna vez hubieses imaginado que este tipo de alternativas pueden llegar a dejar atrás opciones basada en combustibles fósiles? Ya queda menos tiempo para comprobarlo.