Antes de nada, creo que abusamos, yo el primero, demasiado de los anglicismos cuando nos referimos a términos que hemos utilizado toda la vida. El destripe de una película, ahora es conocido como spoiler. De acuerdo, nada que objetar. Ya nos hemos acostumbrado. Sin embargo, quería reflexionar sobre cómo la tecnología nos obliga a realizar distintos escorzos si no quieres ser pasto de un argumento demasiado masticado.

La democratización de la sorpresa

Es más que evidente que en este nuevo siglo, sobre todo a raíz del creciente fenómeno de las series de televisión y el cine comercial palomitero, unido a la explosión de las redes sociales, es prácticamente imposible utilizar tu teléfono móvil, tableta y ordenador sin enterarte de pequeños detalles de tus series, películas o libros favoritos. Yo me posiciono claramente entre aquellas personas que preferimos estar al margen de cualquier tipo de conocimiento de los entresijos de la historia del fenómeno de moda. A veces, como puede ser el caso de Juego de Tronos, a pesar de que no tenga intención de ver ningún capítulo.

‘Juego de Tronos’ se ha convertido en el fenómeno de los spoilers en la actualidad. Unsplash
Nos gusta espiar a los vecinos, pero que no nos cuenten más de lo necesario

Es evidente que las redes sociales nacieron para recordarnos una necesidad, que ya existía desde tiempos inmemoriales, y que es la curiosidad por la gente que nos rodea. Así como se suele decir eso de la curiosidad mató al gato, el ser humano es curioso por naturaleza. Las redes sociales, léase Twitter, Facebook o Instagram, por ejemplificar lo más representativo a nivel mundial, son un hervidero de personas desayunando, comentando sus series de televisión favoritas, mostrando sus fastuosos viajes o enseñando sus adorables mascotas. Aquí es donde entran en conflicto la curiosidad por observar vidas ajenas, con la necesidad de evitar que te destripen algo que llevas meses deseando ver.

Fotograma de ‘El Sexto Sentido’. Mental Floss
Conocer los detalles de una obra, si son importantes, restan impacto en el momento del visionado

A pesar de que conocer los detalles del final de una película, o de sus momentos clave, si el producto está realmente trabajado, no debería ser impedimento para disfrutarlo, es evidente que la experiencia de quien ha creado la obra no es completa. No me imagino al director de El Sexto Sentido, M. Night Shyamalan, queriendo que, atención vienen spoilers, la gente supiese que Bruce Willis estuvo muerto durante toda la película. La obra gana en intensidad si descubres el secreto al final de la misma. Si Twitter hubiese existido entonces, os aseguro que la cinta no habría tenido el éxito que tuvo entonces.

Lucha contra los trolls del algoritmo

Ahora que está tan de moda la última cinta de Vengadores: Endgame, y yo aún no la he visto, porque me estoy poniendo al día con el resto de producciones de Marvel, tenía la necesidad de hablar sobre este asunto en Urban Tecno. Resulta súmamente complicado navegar entre agregadores de noticias, redes sociales o plataformas de vídeo como YouTube sin que te encuentres alguna mínima frase o imagen sobre el fenómeno del momento. Ojo, no quiero decir que no se pueda hablar y discutir sobre algo que tu ya has visto, me refiero más concretamente a la labor de los algoritmos. ¿Cómo? ¡Explícate!

El algoritmo no entiende de destripes

Como ves en el ejemplo, que te pongo sobre estas líneas, se pueden hacer reseñas de una película, serie o cualquier tipo de obra, sin necesidad de arruinar la experiencia a los próximos espectadores. Es complicado, sí, pero no todos queremos enterarnos de todo el argumento ahora mismo. Aquí es donde entran las frases comprometidas y los algoritmos. Si yo, por cualquier extraña razón, veo cinco vídeos seguidos de perros y cachorros de otros animales en YouTube, tened por seguro que la página me recomendará más vídeos de ese estilo.

Con Vengadores: Endgame, el asunto de los spoilers tiene tinte dramático

De la misma manera, si busco trailers de la última cinta de los superhéroes de Marvel, seguramente mi aplicación se llene de vídeos con esa temática, al igual que sucede, por ejemplo, en Instagram. Aquí es donde viene el trauma. Como hoy en día es prácticamente necesario tener un título llamativo, además de confuso y que entre dentro del denominado clickbait, ya me ha sucedido más de una vez que me he encontrado con una miniatura de un vídeo que destripa parte de una secuencia importante o que, directamente, te cuenta qué sucede con tal personaje. Dejadnos en paz, por favor. Opinad y compartid vuestro entusiasmo, pero no nos dejéis sin disfrutar la experiencia completa.

Aquí tenéis una ración suculenta de spoilers

Por cierto, ya que os gusta tanto compartir spoilers, os diré que: la madre de Norman Bates, en Psicosis, es realmente el propio Norman, ya que sufre desdoblamiento de personalidad, que el Planeta de los Simios es la Tierra siglos después, que Snape mata a Dumbledore, que Darth Vader es el padre de Luke Skywalker, que Rosebud es el nombre del trineo en Ciudadano Kane, que Russell Crowe, en Una mente maravillosa, tiene unos amigos imaginarios y que en la película original de Saw, el asesino ha estado siempre en la sala con los dos prisioneros.