La guerra entre Spotify y Apple en la Unión Europea está a punto de desatarse. Harta de buscar soluciones y no encontrarlas, la compañía sueca ha decidido que la Comisión Europea intermedie en el conflicto. ¿Cómo lo ha conseguido? Interponiendo una queja formal contra Apple por las normas anticompetitivas de su App Store.

Spotify ha anunciado a través de un comunicado que ha demandado a Apple por introducir unas reglas en su tienda de aplicaciones que "limitan deliberadamente la elección y reprimen la innovación a expensas de la experiencia del usuario". Por ello, el servicio de streaming pide a la Comisión Europea que tome las medidas necesarias para poner límites a esas prácticas contra la competencia.

Spotify demanda a Apple por las reglas de la App Store

Spotify ha explicado que ha intentado solucionar sus problemas con Apple mediante negociaciones entre ambas compañías, aunque no han dado resultados. El gigante de Cupertino sigue llevando a cabo prácticas que perjudican a la competencia, como cobrar un impuesto del 30% a los servicios digitales por cada compra que se realiza a través de su sistema de pago, aunque sea solo el paso del Spotify gratuito al Spotify Premium.

En caso de que la plataforma de streaming musical intente evitar el sistema de pago de Apple, esta última se dedica a limitar la comunicación entre los usuarios y Spotify. Según detalla la demandante, en algunos casos no puede ni enviar correos electrónicos a los suscriptores que usan Apple.

Spotify interpone una demanda contra Apple por las normas de la App Store. Engadget

Las prácticas anticompetitivas del grupo de Tim Cook no paran ahí, ya que también bloquea en algunas ocasiones las mejoras de Spotify. Ante tales hechos, el servicio digital de música solicita recibir el mismo tratamiento que otras plataformas como Uber o Deliveroo, que no sufren el gran impuesto de Apple.

Spotify ha presentado esa demanda ante la UE para reclamar que todos puedan competir de manera justa, además de solicitar que nadie controle las comunicaciones entre compañías y usuarios. Finalmente, y para proteger a los clientes, Spotify cree que es hora de que estos tengan opciones reales para los sistemas de pago, sin tener que enfrentarse a tarifas discriminatorias como las de Apple.

"Los consumidores ganan y nuestra industria prospera cuando somos capaces de desafiarnos unos a otros en condiciones justas. De eso se trata la competencia en el fondo", concluye el CEO Daniel Ek en el comunicado, que aún no ha sido comentado por el otro bando, Apple, ni por el organismo que ahora entra en juego, la Comisión Europea.