Starbucks da un paso gigante en Estados Unidos al llegar a un acuerdo muy importante con Uber. Según ha anunciado la compañía, ambas partes han firmado una alianza que llevará a Uber a repartir por seis ciudades del país los productos de la cadena de cafeterías.

Este proyecto conjunto no parte de 0, ya que Starbucks y Uber habían realizado pruebas muy positivas en Miami. El plan reforzado entre ambas compañías sigue sin incluir a todo Estados Unidos, pero supone un capítulo clave en el objetivo de Starbucks de acercarse a todos sus clientes.

Starbucks y Uber te llevan el café a casa

Starbucks Delivers era el nombre del programa piloto que Starbucks, apoyada por Uber, comenzó a principios del pasado otoño en Miami (Estados Unidos). La idea era ver cómo reaccionaban los clientes ante la oferta, si crecía la demanda o si los repartos podían realizarse en el tiempo ideal.

Parece que todo salió a pedir de boca, porque Starbucks acaba de anunciar que amplía ese programa a Boston, Chicago, Los Ángeles, Nueva York, San Francisco y Washington D.C. En total, siete serán siete las ciudades que se beneficiarán de este acuerdo, ya que el servicio se mantiene en Miami.

Los usuarios podrán acceder al 95% del menú de Starbucks a través de la app de Uber Eats. Reuters

Mientras que el reparto de cafés a través de Uber Eats comenzó este 22 de enero en San Francisco, el resto de ciudades seleccionadas tendrá que esperar a las próximas semanas. Dentro de esas localizaciones, 3.500 establecimientos de la cadena son los que trabajarán con Starbucks Delivery.

La compañía de cafeterías ha asegurado que el 95% de su menú estará disponible para reparto a través de la app de Uber Eats, con el detalle de que cada envío tendrá una tasa de 2,49 dólares. No cabe lugar a la preocupación sobre la conservación de la temperatura de la bebida, ya que Starbucks ha desarrollado un envase para mantenerla durante 30 minutos.

Con la certeza de que el reparto de comida es el futuro, Starbucks ha anunciado también que a finales de enero comenzarán las pruebas de este programa en Londres, primera ciudad europea que contará con Starbucks Delivery. El territorio asiático no se queda atrás en los planes de la empresa y China ya cuenta también con reparto de cafés a domicilio.