Como buen amante de la cocina, el producto o innovación, según se quiera ver, que te voy a presentar a continuación resulta cuanto menos sospechoso. No dudo que exista gente que no tenga apenas tiempo de cocinar en casa y mucho menos de hacerlo de la manera correcta, con tiempo y dedicación.

Nuestra generación dedica poco tiempo a lo realmente importante

Sin embargo, el no disponer de tiempo, algo que representa uno de los males de nuestra era, no debería servir de excusa para consumir productos de una manera mecánica. Mi crítica no está centrada tanto en el dispositivo en sí, que me parece muy curioso e innovador, sino en la manera que se ve representada una generación de personas sin tiempo para lo que realmente importa.

Suvie

El chef gourmet personal, descrito así por la compañía responsable de su venta, que vas a conocer a continuación tiene por nombre Suvie. No cabe duda de que la idea detrás del concepto es interesante. La empresa te propone comprar su producto, que pases por caja y compres los ingredientes para tus platos y, una vez te hayan llegado a casa, unas ambas cosas para disfrutar de comidas y cenas sin mover un dedo.

La comida se conserva refrigerada hasta el momento de ser cocinada

Gracias a la información que podemos encontrar en su página web, sabemos que el dispositivo tiene la capacidad tanto de refrigerar los alimentos como, después, de cocinarlos. La unidad se conecta a través de tecnología Wi-Fi a tus dispositivos móviles, con lo que cuando quieras que tu comida esté lista, simplemente tienes que indicarlo a través de la aplicación correspondiente y Suvie se encargará de todo. Bueno, de todo no. Masticar los alimentos y fregar los platos ya será cosa tuya.

Deja a Suvie pensar en tu próxima comida. Suvie

¿Cómo es posible cocinar un plato completo en un mismo aparato? Fácil. La solución viene a través de cuatro compartimentos aislados entre si. Cada uno de ellos está dedicado a un tipo de alimento. Podrás cocinar por separado las proteínas, los vegetales, los alimentos con almidón y las salsas. Las cocciones serán distintas, dependiendo del ingrediente seleccionado y las necesidades del plato.

Los ingredientes pueden ser suministrados por la propia compañía

La parte de la que te hablaba antes, en la que la empresa también te suministraba los alimentos, es real. Sin embargo, no es la única opción para cocinar con Suvie. Si quieres, puedes elegir tus propios ingredientes, faltaría más, para hacer tu plato más suculento.

Cómo cocinar con tecnología

La explicación básica ya te la mostré en los anteriores párrafos, pero me gustaría profundizar un poco más en este dispositivo. A pesar de su gran tamaño, no creas que podrás cocinar comidas para un regimiento. Suvie está pensado para alimentar de una a cuatro personas. Eso sí, la gran ventaja es que tu cena estará lista cuando tú lo decidas.

Si decides apostar por adquirir los ingredientes que proporciona la compañía, ensuciar será cosa del pasado. Los productos vienen empaquetados de tal manera que simplemente tendrás que introducirlos en sus zonas correspondientes, añadir agua para el cocinado y esperar a que tu comida o cena esté lista. Gracias a esta forma de cocinado, la limpieza será mucho más sencilla. Lógico, ya que no estás cocinando realmente.

Este es uno de los paquetes con ingredientes de Suvie. Suvie

El aparato, como podemos leer en su página web, promete ahorrar seis horas de tu tiempo por semana. Yo no sé tú, pero a mí cocinar durante toda la semana me ocupa más de seis horas de tiempo, claro que estamos hablando de Estados Unidos, donde la cocina se basa en grasa sobre carne y carne sobre grasa. Sin embargo, no serán todo críticas en este artículo, prometido.

Las etiquetas de los alimentos pueden ser leídas por Suvie

Por ejemplo, me ha gustado mucho la idea de incluir etiquetas que la máquina pueda leer. Si has decidido comprar los ingredientes a través de la página web de Suvie, debes saber que cada uno de ellos incorpora una etiqueta que, una vez aproximada al lector del aparato y gracias a la tecnología NFC, será detectada para que el aparato sepa lo que va a cocinar y realice los ajustes de tiempo y temperatura pertinentes.

Cada día somos más vagos y las empresas tecnológicas lo saben

Podría ser que exista algún otro dispositivo que facilite la vida en la cocina a la gente vaga y con poco gusto, pero realmente ahora no se me ocurre ninguno. La excusa del ahorro de tiempo o la falta del mismo es exactamente igual a la que utiliza la gente que no lee o aquella que no dedica tiempo al deporte, como podría ser mi caso. Sin embargo, todos tenemos algo en común. Somos vagos, nuestra especie está evolucionando tecnológicamente gracias a nuestra falta de sacrificio.