Es muy probable que te hayas dado cuenta de que el teclado de tu ordenador tiene muchas más teclas de las que sueles usar. De hecho, seguramente no conozcas para qué sirven un buen puñado de estas. Algunas de ellas están situadas en la parte superior de tu teclado, y son las llamadas teclas de función.

Su objetivo es el de servirte de atajo

En el caso de ordenadores con Windows, en los que hoy nos centraremos, estas comienzan por la F1 y terminan en la tecla F12. Como podemos leer en el diario La Vanguardia, su objetivo es el de otorgarte una serie de trucos que te ayudarán a la hora de realizar distintas tareas con tu ordenador.

Además, estas teclas no sólo poseen valor por sí mismas, sino que además puedes combinarlas con otros comandos. De esta manera, podrás tener a tu alcance muchas más posibilidades.

Quizás pienses que no las necesitas, ya que si no las conoces es que no las has usado hasta ahora y has podido sobrevivir sin problemas. ¿Por qué comenzar en este momento? Puede que sean más útiles de lo que crees.

Las teclas de función se sitúan en la parte superior de tu teclado. WinPhone Metro

¿Para qué sirven?

En la tabla que te mostramos a continuación podrás conocer de forma sencilla cómo de útiles pueden resultar estas grandes desconocidas de tu teclado:

Teclas Funciones
F1 Esta tecla sirve para abrir una ventana de ayuda. Por supuesto, la ventana dependerá de la aplicación que estés usando en ese mismo momento. La tecla de Windows + F1 te mandará directamente al Centro de Ayuda de Microsoft Windows
F2 En este caso, esta tecla de función sólo actúa si tienes seleccionado un archivo, ya que se usa para cambiar el nombre de un documento. Además si la combinas pulsando Alt + Ctrl + F2, abrirás los documentos
F3 Se encargará de abrir el menú de búsqueda de la aplicación en la que te encuentres. Este será diferente dependiendo del programa. Pulsándola en el escritorio te ayudará a buscar carpetas o documentos
F4 Esta tecla sólo puede usarse combinada con “Alt”, que normalmente se encuentra abajo, tanto en la parte derecha como en la izquierda del teclado. Al combinarlas, se cerrará el programa que se encuentre en marcha.
F5 Esta puede que te sea menos extraña, ya que es una de las más usadas. Se utiliza para refrescar la pantalla. Lo normal es usarla cuando te encuentres en el navegador, para volver a cargar una determinada página.
F6 Gracias a F6 podrás ir rápidamente a la dirección URL de la página donde te encuentres en ese momento. De esta manera podrás cambiarla o modificarla de una forma sencilla.
F7 Esta tecla es muy útil si te encuentras utilizando un programa de ofimática como Word. F7 te permitirá abrir una ventana emergente, dedicada a corregir ortográficamente el documento que estés escribiendo.
F8 Como podemos leer en Qué!, En esta ocasión, nos encontramos ante dos funciones posibles. La primera será la de encender tu PC en el modo a prueba de fallos, o modo seguro, que se utiliza para poder aislar ciertos errores. Esto será posible tanto en Windows como en Mac OS. La segunda función es la de seleccionar una porción del texto en Word.
F9 Esta tiene varias funcionalidades distintas. La primera es la enviar emails en Outlook, siguiendo por actualizar un documento en Word, recalcular una fórmula de Excel o incluso abrir una presentación en PowerPoint.
F10 Si la usas sola accederá a la barra de navegación, mientras que si la combinas con la tecla shift activará el mismo menú que se abre cuando usas el botón secundario de tu ratón.
F11 Es también una de las teclas más utilizadas y conocidas. Con ella podrás ver en pantalla completa la página del navegador que estés usando en ese momento. Volverás a la vista anterior si pulsas F11 de nuevo. En otros programas como Word, te servirá para resaltar los hipervínculos presentes. En aplicaciones como Excel podrás añadir sin esfuerzo un nuevo gráfico.
F12 Y, tras esta lista, llegamos a la tecla final. Esta te servirá para abrir la página de internet en la que te encuentres en modo HTML, es decir, en su código más básico. En programas de ofimática como Word podrás ir rápidamente al menú de “Guardar como”. Además, en Office, combinando con Ctrl + Shift + F12 será equivalente a pulsar Ctrl + P.

Como has podido comprobar, las teclas de función suponen una serie de atajos que pueden ser de mucha utilidad en tu día a día. Puede que aun así no lo utilices, o puede que se conviertan en tus aliados a partir de ahora. En cualquier caso, no pasará un día sin que aprendas algo nuevo.

Y tú, ¿habías usado estas teclas antes? ¿Conocías su utilidad?