Párate a pensar un momento en la cantidad de tecnología que te rodea y que has adquirido en los últimos meses. Está claro que estamos viviendo una democratización de los aparatos electrónicos inteligentes como nunca antes en la historia. Si después de hacer la reflexión se te han ocurrido multitud de artilugios que te ofrecen posibilidades infinitas a lo largo del día, bienvenido al club tecnológico. A continuación, si te apetece, te invito a que conozcas la tecnología que me ayuda a trabajar, descansar, relajarme y, a veces, a tener una vida más ordenada.

Samsung Galaxy Note8

Creo que la mayoría de nosotros elegiríamos como dispositivo más utilizado a lo largo del día nuestro teléfono móvil. Desde principios de año tengo conmigo la última versión lanzada al mercado del teléfono de Samsung que más ahonda en la productividad. Un terminal que los primeros días me parecía un monstruo que molestaba en el bolsillo, la mochila o, incluso, la mano, pero que ahora mismo me ha abierto los ojos a un mundo en 18:9, del que no quiero salir.

Admítelo, tú también necesitas tu teléfono móvil a todas horas

Mi smartphone me acompaña desayunando mientras cotilleo las noticias más actuales en temas tan variados como tecnología, cine, comida o series de televisión. Mi Note8 me mantiene conectado con el entorno del trabajo, con familiares y amigos. Además, me proporciona ratos de distracción en trayectos de autobús, me acompaña con su música en el coche o me trae por la calle de la amargura cuando toca comprobar el saldo que tengo en la cuenta corriente. Lo dicho. Mi dispositivo imprescindible hoy en día es el Samsung Galaxy Note8.

MacBook Pro

Si bien nunca tuve preferencia por el sistema operativo de Apple, desde hace unos años estoy acostumbrado a trabajar con MacOS y no lo cambiaría por nada del mundo. Decir que mi ordenador tiene ya más de un año, pero sigue funcionando igual de fluido que el primer día de encendido. Hoy en día la utilidad básica que le doy al mismo está relacionada con el trabajo, concretamente con estos artículos en Urban Tecno. Imposible utilizar algún otro teclado que no sea el implementado por Apple en estos equipos. A pesar de que a mucha gente le parece que sus teclas tienen poco recorrido y la escritura se hace extraña, yo me he adaptado perfectamente al mismo.

Apple tiene equipos que van más allá de la productividad

Por supuesto, no siempre estoy trabajando, con lo que mi MacBook Pro tiene muchas otras utilidades en mis días. Por una parte, cuando la televisión ha sido secuestrada, es mi principal dispositivo para el consumo de contenido multimedia. Mis suscripciones de Netflix, HBO, Amazon Prime Video o YouTube Premium echan humo cuando tengo mis momentos de desconexión. El papeleo semanal de facturas, algún que otro impuesto o gestiones varias con distintas administraciones también son realizadas en el mismo equipo. Si me voy de viaje, es mi compañero para guardar fotografías y vídeos para luego editarlos y aburrir a familia y amigos con las aventuras y desventuras de rigor.

Nintendo Switch

Si te digo que nací en la década de los 80 y que mi primera videoconsola fue una Nintendo Entertaintment System, NES para los amigos, entenderás porqué siento devoción por la compañía nipona. Más allá de títulos, juegos espectaculares, inmersión o discusiones varias acerca de la distancia entre las consolas de Nintendo y el resto de compañías, me gustaría hacer énfasis en que la marca japonesa se diferencia del resto en el gusto que tiene por agradar a todos los miembros de la familia. Podríamos decir que es la consola perfecta, utiliza esta expresión en cualquiera de sus variantes, para entretenerte a solas, con un amigo o en una fiesta con multitud de ellos.

Fortnite copa mis horas frente a la consola actualmente

Mi primer contacto con la consola fue, como era obligatorio, con Super Mario Odyssey y el juego resultó ser mucho mejor de lo que uno puede esperar. Sorpresas, guiños a títulos anteriores, horas de jugabilidad y un mundo abierto que merece la pena ser visitado. Actualmente he caído en la dulce tentación de jugar a Fortnite en la consola de Nintendo y me temo que mis días de series y películas se están viendo perjudicados por el título competitivo de este año. Si quieres diversión en casa, Nintendo Switch es la mejor elección.

Pebble Time

Ya he hablado recientemente de mi wearable actual, Pebble Time. A pesar de haber utilizado otros más potentes o más enfocados al deporte y la salud, mi favorito en la actualidad es este dispositivo. Mi reloj ya cumple tres años desde que lo adquirí y, salvo por algún arañazo lógico debido a su uso intensivo en el día a día, debo decir que está aguantando de una manera formidable. Notificaciones perfectamente sincronizadas con el teléfono móvil, alarma con vibración para despertarme por la mañana, control de la música de mi terminal o conteo de pasos al cabo del día son algunas de las funciones que más utilizo.

Este wearable es el compañero ideal de tu smartphone

Lamentablemente, el dispositivo no se puede adquirir en la actualidad por cauces oficiales, pero sí son muchas las páginas web, buscando un poco encontrarás todos los modelos, que lo ofrecen por un precio que está rondando los 150 euros. Si mi teléfono móvil era el dispositivo imprescindible, Pebble Time resulta ser el acompañante ideal para ahorrar batería en la gestión de notificaciones y potenciar sus cualidades en cuestiones deportivas o de salud. Pasan los años, pero Pebble seguirá siendo mi compañía favorita de wearables.

Televisor Samsung 4K

Gran parte de mis ratos de ocio suelen ser en ese cómodo y placentero elemento de nuestras casas llamado sofá y, normalmente, suele tener un amigo que hace que el paso del tiempo sea más ameno. Se llama televisor. En mi caso, y dado que soy un auténtico adicto a las series de televisión y el cine, mi elección, hace ya un par de años, fue un televisor de Samsung, 43 pulgadas en concreto, con tecnología UHD 4K. La opción de ajuste de HDR y la potencia de tonos que ofrece este producto hacen maravillas con cualquier tipo de contenido multimedia.

Samsung debería dar una vuelta a su sistema operativo para televisores

Por otra parte, a pesar de estar muy contento con su compra, me parece que su sistema de navegación y gestión de aplicaciones deja bastante que desear. Experiencia que suele resultar en saltos, tirones y, muy de vez en cuando, imposibilidad de avanzar o retroceder en el menú de turno, con lo que toca realizar la acción más repetida en el mundo: apagar y encender. En su momento, las 43 pulgadas me parecieron una exageración, pero hoy en día se empiezan a quedar algo pequeñas en comparación con los monstruos que están viendo la luz. Aun así, si eres un amante de cualquier contenido multimedia, deberías pensar en adjudicarte una televisión a la altura de lo que quieres ver, y te recomiendo subir a las 50".

Más tecnología a diario

Me gustaría destacar, a modo de rápido resumen, el resto de tecnologías que, a pesar de que puedan pasar desapercibidas, son fundamentales para ir sobreviviendo a lo largo de la semana. Por un lado, si hablamos de la cocina, cada vez son más los electrodomésticos que incluyen funciones inteligentes a sus productos. En mi caso, mi lavadora Candy, modelo CS 13102D3, tiene la posibilidad de conectarse con la aplicación pertinente al teléfono móvil y, de esta manera, poder llevar a cabo programas de lavado que no vienen cargados en la memoria de la misma. El baño, por otra parte, tiene un inquilino un tanto peculiar. Te hablo de una báscula, también conectada al smartphone, y que, gracias a esto, posibilita hacer un seguimiento de tu peso y salud bastante preciso. En mi caso, utilizo el modelo BS 444 de la compañía Medisana.

Todos los rincones del hogar están conectados

En ocasiones, aunque la tengo bastante abandonada, utilizo mi PlayStation 4 para jugar alguna partida a Rocket League o para utilizar su reproductor de Blu-Ray y ver mis películas favoritas. Cine que también puedo guardar en mi disco duro portátil, que se ha convertido en una alternativa a la nube, y que alberga toda una vida en el tamaño de una cartera un tanto rellena. Mi elección en este caso es un WD Elements con 4 TB de almacenamiento interno. Y así, enhorabuena si has aguantado hasta el final del artículo, es como se resumiría un día normal en mi vida, utilizando la tecnología como hilo conductor.