Es muy complicado adivinar qué sucederá mañana en tu vida. Imagínate, entonces, cómo de complicado será adivinar las futuras tendencias, modas y tecnologías de los próximos diez años. En esta ocasión, ya que anteriormente hice mis predicciones en el terreno de la telefonía móvil y los videojuegos en un artículo que puedes consultar a través de este enlace, quiero sacar mi bola de cristal y ofrecerte mi visión en el sector informático y del hogar conectado.

La fina línea que separa un ordenador de un dispositivo portátil

Mi primera reflexión, ya que te voy a hablar de un terreno en el que me muevo como usuario casual y, en las ocasiones que saco a pasear mi creatividad ortográfica, como usuario profesional, sería discernir qué tipo de informática se internará en el terreno de la innovación. A pesar de que los dispositivos que pueden verse en el mundo profesional son menos dados a grandes cambios, pon en perspectiva que muchos cajeros automáticos utilizan en 2019 un sistema operativo tan anticuado como es Windows XP, creo que la informática de oficinas y grandes empresas mantendrá un rumbo fijado en ordenadores de sobremesa, quizás pantallas más acordes a los tiempos que vivimos, impresoras más innovadoras y conexiones ultrarrápidas.

Un iPad Pro puede realizar casi las mismas tareas que un ordenador portátil. Unsplash
Las tablets se harán un hueco en la informática de usuarios medios

Sin embargo, la informática que todos conocemos, la que implica utilizar un dispositivo para acceder a internet, utilizar las distintas plataformas multimedia y poder compartir tus experiencias con familia y amigos, parece que sufrirá un gran cambio. Aquí es cuando entro en el terreno de la inventiva y, en primer lugar, me posiciono a favor de la llegada de tablets a este terreno, de la forma en que el iPad está conquistando a muchos usuarios. En mi caso, cuando tengo que recomendar un ordenador portátil para alguien que le dará un uso muy casual, no tengo dudas de que una tablet es la solución perfecta.

La conexión a internet del futuro debería definirse por su inmediatez

En segundo lugar, y creo que es el punto que tendrán en común casi todos los sectores tecnológicos, creo que la conectividad del futuro, de momento es el 5G, aunque quizás dentro de diez años estemos hablando del 6G o del 7G, pasa por poder acceder a cualquier tipo de dato, información o acontecimiento de manera casi instantánea. Poder hablar con otra persona en tan sólo un segundo, acceder al último capítulo de tu serie favorita en calidad excepcional o poder disfrutar de videojuegos en tu dispositivo, sin necesidad de una videoconsola física, espero que sea el futuro que nos aguarda.

Mi casa, mi tecnología

Actualmente, existen un sinfín de dispositivos que podemos utilizar en nuestro hogar y que se conectan a internet para ofrecernos una amplia variedad de servicios. Quizás, y pensando en voz alta, ahora mismo la tecnología que más abunda en los hogares de nuestro país sean los televisores inteligentes, las videoconsolas y los altavoces inteligentes. Creo que, a pesar de que ya se pueden adquirir bombillas inteligentes, cerraduras conectadas al teléfono móvil, cámaras de seguridad para no perder detalle de cómo está tu perro o gato mientras te encuentras fuera de casa, aún nadie puede hablar de que vive en un hogar conectado.

Los hogares serán el centro neurálgico de tecnología. Unsplash
Quiero que mi futuro hogar sepa lo que necesito y utilice la tecnología para ofrecérmelo

Mi futuro ideal, ese que imagino estar viviendo dentro de diez años, me ofrecerá un dispositivo, no sé si será un teléfono móvil plegable, que puede convertirse en tablet, y que, al llegar a casa, puede servirme de ordenador personal, simplemente conectándolo a un monitor externo o a la pantalla de la televisión. Además, en este futuro existirán infinidad de objetos que todos tenemos en casa, como podrían ser una cerradura, la llave de la luz, una bombilla, un termostato, los electrodomésticos o las persianas, los cuales tendrán la capacidad de poder conectarse a una red neuronal, a modo de asistente virtual, que te permitirá, no sólo poder manejarlos a tu antojo, sino que puedan anticiparse a tus peticiones y hacer de tu casa un verdadero hogar digital.