Resulta curioso comprobar cómo algunos fabricantes, que dedican parte de sus recursos, infraestructuras y personal en la investigación alrededor de nuevas tecnologías, no tienen miedo de mostrar prototipos de teléfonos móviles a toda su audiencia, tanto usuarios como competidores. Es verdad que intuimos que la mayoría de empresas del sector cuentan con maneras más o menos lícitas de hacerse con la información del resto de compañías mucho antes de que novedosos productos vean la luz del día. En el artículo que te presentamos a continuación queremos mostrarte cómo OnePlus continúa apostando por conceptos disruptivos en telefonía móvil.

Colores y sensores para una nueva generación

Con un diseño algo más fantástico, y muy orientado al mercado asiático, de lo que estamos acostumbrados por estos lares, OnePlus ha querido mostrar una pincelada de cómo podría ser un futuro 8T, no creemos que este dispositivo tenga un lanzamiento inminente, centrándose en la parte trasera del mismo y en el añadido de nuevos sensores para aumentar la funcionalidad del dispositivo de cara a los usuarios de los terminales de la empresa china. En este caso, tal y como puedes ver en el vídeo que te mostramos bajo estas líneas, una de las principales novedades se encontraría en esas curiosas formas que aparecen en la parte posterior del dispositivo conceptual. En apariencia, y según la información que hemos podido localizar a través del medio de comunicación digital The Verge, parece que estos dibujos podrían avisar de la llegada de nuevas notificaciones al dispositivo, aunque lo más interesante vendría al combinar esta tecnología con un radar, que estaría ubicado en el módulo de cámara del teléfono móvil.

Un pequeño radar se oculta en el módulo de cámara del dispositivo

De hecho, este tipo de radar no ha sido utilizado prácticamente en el mundo de la telefonía móvil y consistiría, bajo la denominación de Radar de Onda Milimétrica, en un sensor capaz de medir distancias a través de ondas electromagnéticas, en este caso, en el espectro milimétrico, que se localiza entre el espectro infrarrojo y las ondas de microondas. El radar serviría, entre otras cosas, para poder pausar canciones, del mismo modo que el Google Pixel 4 ya podía hacer, silenciar alarmas o, incluso, detectar la presencia del propio usuario. Eso sí, parece que una de las posibles funcionalidades de este tipo de sensores, montados en la parte trasera del dispositivo, tendría relación con la salud. Si un usuario se sitúa frente al teléfono, mientras otro utiliza la aplicación correspondiente, éste último podría ser capaz, gracias a este radar, de detectar la respiración del primero, pudiendo cambiar el color de esos pequeños módulos con formas, dependiendo del tipo de respiración detectada por el teléfono móvil.

OnePlus pone el acento en la personalización con su nuevo concepto de teléfono móvil. The Verge
OnePlus arriesga nuevamente con este concepto

La sincronización de la respiración del usuario con el terminal es lo que el equipo de diseño, que según la agencia de noticias Europa Press se denomina OnePlus Gaudí, ha tenido a bien bautizar como biofeedback, referido al propio dispositivo. Veremos si esta apuesta por sensores relativamente novedosos y la medición de nuevas variables de nuestro organismo son suficientes para una de las compañías que más dio de qué hablar durante sus primeros años de vida, pero que poco a poco ha tenido que ir cediendo terreno a la realidad de precios ajustados que estaba proponiendo. En definitiva, nos encanta poder hablaros sobre este tipo de dispositivos, a pesar de que sean meramente conceptos, ya que demuestra que la innovación, en muchas ocasiones, no tiene nada que ver con tecnología aplicable en la actualidad, sino en imaginar nuevos conceptos dentro del sector y poder ofrecer al usuario soluciones para problemas que aún no sabe que tiene. Cosas del marketing, la publicidad y la economía.