No hay ninguna necesidad de crear una alarma innecesaria, pero es un hecho más que evidente que toda la tecnología que tienes en tu hogar, y que se conecta a internet, es susceptible de ser hackeada. Quizás elegimos el término hackeo de una manera demasiado alegre, no soy un erudito en informática, pero creo que me entiendes cuando lo utilizo. En este artículo, con la inestimable ayuda de una de las organizaciones más conscientes de lo peligroso del mundo digital, te intentaré ayudar a que asegures tu televisor inteligente.

La seguridad está ahí fuera

Como si el titular hubiese sido redactado por el mismísimo protagonista de la exitosa serie de televisión Expediente X, el incomprendido Fox Mulder, creo que no me equivoco redactando estos consejos, obtenidos del comunicado que publicó el FBI en el siguiente enlace. En primer lugar, debes conocer qué funcionalidades tiene tu televisor, para poder conocer cómo controlarlas. Por ejemplo, si dispone de micrófonos o cámara web, deberías conocer cómo poder desactivar estas características para estar prevenido. En segundo lugar, y en algo que nunca solemos hacer, es no dejar por defecto los ajustes de seguridad, sino que convendría cambiar los parámetros necesarios para evitar sustos.

Nunca está de más tomar precauciones en tu hogar. Unsplash
Estos sencillos pasos pueden resultan fundamentales para evitar intrusos indeseados

Algo que aconseja el propio FBI, y que resulta tan sorprendente como habitual en películas de espionaje modernas, es que si no puedes desactivar la cámara, coloques un trozo de cinta aislante para ocultarla. Por último, deberías conocer si el fabricante suele mejorar el dispositivo con actualizaciones de seguridad y si éste recopila información y de qué tipo de datos se tratan. En definitiva, por muy tonto que parezca, el sentido común es lo que debería prevalecer en estos casos. Aunque, normalmente, somos demasiado vagos como para tomarnos la molestia de inverstigar estos asuntos. Que no sea porque desde Urban Tecno no os hemos avisado.