Pecar de titulares sensacionalistas no debería ser el estilo de nadie, pero admite que esa primera impresión ha vencido a tus ganas de seguir mirando el timeline de Twitter o continuar navegando por Facebook o tu lector de RSS favorito. La misma impresión tuve yo cuando vi, sorprendido, la miniatura que aparecía en la lista de vídeos que se habían subido recientemente de mis suscripciones en YouTube. Si ya tengo cierta tendencia por ver todos los vídeos que puedo sobre cualquier Tesla, en un intento por llenar el vacío de no poder comprarme uno, que me hablen de un precio tan reducido debía tener trampa, que la tiene, y tenía que verlo con mis propios ojos. La historia es realmente interesante y no, no podrás adquirir un modelo de Tesla nuevo, ni tan siquiera en segunda mano, por esa ínfima cantidad de dinero.

Puzzle de coches para una chica de 18 años

Si el asunto de los 6.000 dólares ya te había llamado la atención, imagino que así ha sido si estás leyendo estas líneas, que haya un puzzle de coches y una chica tan joven involucrados parece que añade más misterio al asunto. Como siempre, tendrás que llegar hasta el final del artículo para que todo encaje, tal y como suele suceder en las películas que dejan huella. Empezamos, por tanto, con un vídeo del canal LivingBobby, el cuál puedes ver bajo estas líneas, y que nos anuncia el modelo de Tesla en cuestión. Después de hablar y divagar un rato con un par de personas, nuestra atención se detiene en Rich, un ciudadano norteamericano que parece tener una pasión desmedida por los coches, ya que asegura que han comprado casi un total de 40 vehículos en toda su vida.

Las matemáticas de este puzzle son realmente ingeniosas

Tras ver el anuncio de una subasta de un Tesla que había caído al agua, por lo tanto parecía inservible, consiguió adquirirlo por 15.000 dólares. Evidentemente, el coche no funcionaba y muchos de sus componentes y partes internas eran carne de desguace. Una vez se puso en contacto con la compañía de Elon Musk, les confirmaron que la misma no vendía componentes ni ningún tipo de pieza de recambio a particulares. Con lo que aquí comenzó a salir el ingenio de Rich. Dado que aún tenía partes que se podían utilizar en otros vehículos, comenzó a vender componentes con un valor total de 14.200 dólares. Aquí es donde entra la adquisición de un segundo coche, por un valor de 15.000 dólares, que utilizó tanto para ganar piezas para el desafortunado Tesla como para conseguir más dinero y abaratar el coste del coche final, con un resultado final de 24.000 dólares de ahorro y un coste de 6.000 dólares por un Tesla montado a partir de la carcasa de un Model S y los sistemas electrónicos de otro vehículo.

De esta manera luce un Tesla Model S de 6.000 dólares. YouTube
No todo el mundo puede presumir de tener un Tesla a un coste tan reducido

A partir del minuto 6 del vídeo que te mostraba anteriormente, puedes comprobar cómo el Tesla de 6.000 dólares, con trampa pero realmente funcional, es un vehículo eléctrico, llamado Deloris, perfectamente utilizable, tanto es así que es el coche que utiliza la hija de 18 años del protagonista de la historia. Con una pintura gris muy llamativa, la verdaderamente importante se encuentra en el interior. La pantalla central, una de las grandes señas de identidad de la marca, funciona en condiciones óptimas, pudiendo utilizar todos los servicios disponibles. Los cambios más llamativos frente al modelo que sale de fábrica se encuentran en las salidas del aire acondicionado, partes del salpicadero y los asientos, tanto traseros como delanteros. Lo más asombroso del asunto es que Rich no tiene ningún tipo de formación en ingeniería o mecánica, con lo que su labor ha sido totalmente autodidacta y mira tú por donde le ha servido para conseguir un Tesla de 6.000 dólares.