Tesla es uno de esos fabricantes que puede permitirse introducir ideas que parecen estar sacadas de otro planeta. El mejor ejemplo de ello nos lo muestra el lanzamiento potencial del Cybertruck. La compañía de Palo Alto comercializará este modelo pese a las múltiples críticas que ha recibido por disfrutar de un diseño muy controvertido. Ahora bien, ¿en qué otros aspectos es rocambolesca la empresa?

En el desarrollo de innovaciones, este fabricante ya lleva una serie de ideas alocadas en su bolsillo. La marca lleva incluyendo soluciones de propiedad industrial según se van proponiendo potenciales cualidades de los futuros modelos de la marca. La última innovación que podría tener cabida en la línea del fabricante sería la introducción de una tecnología láser con una curiosa finalidad.

La introducción del láser llevaría a un nuevo nivel a la marca de Palo Alto

¿Sabías que el láser puede consistir en enviar a un espacio determinado un haz de luz con capacidad para proyectar calor? Esto es justo lo que se habría propuesto la marca con el fin de eliminar partículas de suciedad presentes en ciertas áreas de la carrocería, incluyendo el parabrisas. Esto es algo que podría tener sencilla implementación si se aplicase de forma efectiva.

Por el momento, todavía se trata de un proyecto en desarrollo, pero la firma ha decidido introducir los avances en los órganos que garantizan la protección de las patentes con el objetivo de que ningún otro fabricante pueda copiar la idea en los próximos meses. Aun así, muchas son las cuestiones que cabe plantearse ante la hipotética introducción de esta opción en el equipamiento.

¿Cómo funcionaría una solución de estas características? ¿Sería la marca capaz de introducirla en la próxima generación del modelo histórico más importante de su historia en el próximo restyle? Como ves, muchas son las cuestiones que es importante resolver. A continuación te mostramos qué es lo que se sabe sobre esta opción que daría a los modelos Tesla una mayor diferenciación todavía

El láser para eliminar partículas como elemento de seguridad

El lanzamiento del Tesla Model S llamó la atención del público por todas las virtudes que tenía frente a los modelos del mismo segmento presentes allá por el año 2012. Uno de los que llamó más la atención fue la disposición de un programa del circuito de ventilación que hacía posible que los usuarios pudiesen salvarse frente a un ataque biológico.

La patente de Tesla pretende mejorar la visibilidad en el automóvil. Interesting Engineering

Pues bien, parece que Tesla podría haber ido un poco más allá en su apuesta por tecnologías un tanto espléndidas. Según se puede leer en el portal tecnológico Interesting Engineering, una cámara podría ser capaz de detectar aquellas áreas del cristal con suciedad que podrían impedir la correcta visibilidad por parte del conductor. En dichas zonas, un chorro de luz láser permitiría desintegrar dichos restos.

Esta tecnología permitiría eliminar la suciedad del parabrisas de forma precisa

Como bien sabrás, esto tendría un mayor efecto teniendo en cuenta que existen puntos específicos en los que los clásicos limpiaparabrisas no llegan. Sería en dichos lugares donde esta innovación cobraría el protagonismo. De igual modo, esto podría expandirse a todos aquellos espacios en los que hay más cámaras presentes alrededor del vehículo.

Ahora bien, ¿y si el láser pudiese dañar el propio parabrisas y a los usuarios del interior del automóvil? La firma también ha valorado este impacto, por lo que bastaría con introducir una capa de óxido de indio en el recubrimiento del cristal. Con ello, el haz de luz no pasaría el filtro que separa a los ocupantes del exterior del vehículo.

Tras los retrovisores, Tesla quiere acabar con los limpiaparabrisas

Conocido es que la firma de Palo Alto quiere acabar con los retrovisores. En la última presentación, la del Cybertruck, este ya aparece sin estos elementos clave para entender el coeficiente aerodinámico. La sustitución por cámaras parece obvio en el medio plazo, o sino, que se lo digan a Audi y su e-tron. Ahora bien, ¿y los limpiaparabrisas?

El Tesla Model S se ha convertido en el principal eléctrico del segmento premium. Highmotor

Este elemento, en la antítesis de la imagen y diseño en la automoción, podría ser otro de los elementos a desaparecer en el futuro. Más aun teniendo en cuenta que la conducción autónoma podría ser una tecnología creciente en los próximos años. ¿Qué papel tendría en un medio de transporte diseñado para ser manejado por una máquina que no requeriría de sus servicios?

Habrá que esperar todavía un tiempo para conocer cuáles son los avances sobre esta materia y, sobre todo, si en una próxima generación del Model S llegamos a ver algún adelanto sobre este curioso láser. Por el momento, habrá que esperar al próximo año, momento en que podría presentarse un profundo restyle del modelo que lanzó a este fabricante a ser lo que es a día de hoy.