La realidad virtual no consigue despegar de la manera en que las compañías implicadas en el sector habrían vaticinado unos años atrás. Sin embargo, las principales empresas fabricantes de dispositivos y software no bajan los brazos, sino que continúan innovando en un sector que promete, al menos eso espero, una revolución más pronto que tarde. En esta ocasión, un producto que ya había intentado conquistar al usuario hace años, vuelve a la palestra para buscar el impulso necesario y conseguir llevarnos a la edad dorada de lo virtual.

Todos los sentidos inmersos en un mundo irreal

Acuérdate del nombre de Teslasuit, porque si su idea consigue triunfar en un futuro cercano, aquí habrá sido uno de los primeros lugares donde hayas oído hablar de ella. En esta ocasión, gracias a la información que hemos podido encontrar en el blog de la propia compañía, hemos conocido la intención de la empresa de hacer acto de aparición en el próximo CES 2020 de Las Vegas. El comunicado hace referencia a la presentación del producto entre los días 7 al 10 de enero del próximo año, en apenas unas semanas, incluso con la posibilidad de ser probado por quienes acudan al evento.

Este debería ser el siguiente paso de la realidad virtual

Este traje, que puede recordar, si eres lo suficientemente geek, al dispositivo que utiliza el personaje de Ready Player One. En este caso, el Teslasuit es un complemento de realidad virtual que permitirá realizar tres funciones básicas. En primer lugar, este producto mide los datos biométricos del individuo que lo lleva puesto, capturando los signos vitales y el nivel de estrés. Además, permite capturar el movimiento, así como emitir una respuesta háptica, para poder añadir más realismo a la experiencia virtual. Este producto es tan completo, que su uso está enfocado al ámbito profesional.

El aspecto del Teslasuit es impresionante. Teslasuit
La parte de programación resulta fundamental en el Teslasuit

Y te cuento el asunto profesional, ya que también se controlan los parámetros a través de un programa de software. Éste permitirá generar programas de entrenamiento, lanzar estímulos físicos, grabar los momentos en que se utiliza el traje o, por ejemplo, revisar todos los datos que no haya ido suministrando el propio hardware. De hecho, no es necesaria la utilización de unas gafas de realidad virtual, aunque su inclusión si se antoja interesante en ciertos usos. De hecho, en los siguientes párrafos, quiero hablarte de cómo Teslasuit puede ayudarnos.

Las utilidades de Teslasuit

Existen cuatro grupos de público objetivo que podrían beneficiarse de la utilización de este producto. En primer lugar, tendríamos a los profesionales del sector de la seguridad pública. Tanto policías como bomberos podrían entrenarse, en condiciones similares a la propia realidad, con este traje futurista. De hecho, además de la propia realidad virtual, Teslasuit ofrecería una solución de realidad aumentada. El segundo grupo sería el de los profesionales del deporte. Un entrenador personal puede ser una de las soluciones más aconsejadas, aunque para conseguir unos resultados perfectos, este dispositivo sería la manera más científica de acercarse a las metas propuestas.

Este dispositivo no es un mero entretenimiento para las masas, por el momento

Además de los profesionales del deporte, el apartado físico, en aquellas personas que necesitan de rehabilitación por cualquier problema de salud, será escaneado a conciencia con Teslasuit. En la actualidad, para que veas cómo Teslasuit tiene infinita posibilidades, el producto está siendo probado en centros de rehabilitación, siendo sus utilidades más interesantes: la estimulación eléctrica de los músculos, la estimulación eléctrica transcutánea de los nervios, la respuesta galvánica de la piel, la captura de movimiento o los electrocardiogramas. Por último, el mundo de la empresa podría beneficiarse de la utilización de este dispositivo, ya sea en entrenamientos para potenciar el trabajo o en la industria con simulaciones de nuevos equipos. Esperemos que esta vez Teslasuit nos muestre un futuro prometedor para la realidad virtual.