El futuro parece que promete espectaculares dispositivos y máquinas ideadas por mentes priviegiadas, pero, al final, siempre acabamos siendo víctimas de la realidad. Aquello que la ciencia ficción nos ha enseñado en la literatura o el cine, normalmente, no acaba convirtiéndose en real. Los robots, esas máquinas que estarían diseñadas para ayudarnos, aún no tienen la forma humanoide que todos hemos imaginado alguna vez, pero sí que van aprendiendo pequeños gestos de nuestra especie. ¿Verá nuestra generación la llegada masiva de estos dispositivos a los hogares?

Ayuda robótica en camino

Toyota, además de estar centrada en la automoción de consumo, también tiene un departamento especializado en la investigación y que se denomina Toyota Research Institute. En este caso, gracias a la información que hemos podido obtener del comunicado emitido por la propia compañía, sabemos que Toyota está inmersa en la enseñanza de las elementales actuaciones en cualquier hogar. Además, los investigadores de la empresa están utilizando la realidad virtual para que los robots conozcan los distintos comportamientos del ser humano. No se enseña tanto la manera mecánica de realizar una acción, sino que se intenta dar un contexto a la misma.

La robótica sigue siendo un terreno abonado a la práctica, sin acabar de llegar a los consumidores

Los comandos de voz también están presentes en este sistema de entrenamiento, aunque de una curiosa forma. Tal y como puedes apreciar en el vídeo que te muestro sobre estas líneas, los robots, ante una duda, preguntan a su interlocutor y este les da una respuesta para terminar de realizar una acción en concreto. Estas máquinas son, por el momento, meros prototipos, aunque ya se están moviendo en hogares reales, algo fundamental para que las pruebas sean lo más fiables posibles. En la actualidad, como dato final, el 85% de las tareas, de complejidad humana, pueden ser llevadas a cabo con éxito por estos curiosos robots. ¿Será el siguiente paso lógico, la consecución de un ayudante para cada uno de nuestros hogares?