La revolución en el campo de la movilidad tiene 2 principales áreas a explorar. Por un lado, podemos encontrar la variante eléctrica, movimiento que ya está empezando a tener especial repercusión en el mercado. Sin embargo, la que puede generar un mayor interés por parte del público es la alternativa basada en la conducción autónoma. Es una opción que con varias líneas en desarrollo.

Desde hace un tiempo, compañías como Tesla o Google, entre otras, han invertido miles de millones de dólares en busca de un objetivo claro, la eliminación del papel del conductor para mejorar el confort en los desplazamientos y la seguridad durante los mismos. Ahora bien, ¿qué otras funcionalidades puede tener esta tecnología? La clave puede estar en la mejora de la productividad.

Cualquier tractor podrá ser autónoma con la instalación de una tecnología innovadora

Se trata de una solución que, aplicándose a determinados sectores económicos, puede desempeñar un papel muy importante a nivel económico. El mejor ejemplo de ello nos lo muestra la industria de la agricultura. ¿Sabías que cualquier tractor puede contar con su propio sistema de conducción autónoma? Esto es así debido, principalmente, al desarrollo de una innovación reciente.

Se trata de un equipo formado por su correspondiente hardware y software. Un producto basado en una serie de componentes que, trabajando de forma conjunta, son capaces de guiar a un vehículo agrícola. Sorprendentemente, es aplicable a cualquier modelo de tractor convencional, independientemente de si cuenta con soluciones de conducción autónoma o no. Es una tecnología revolucionaria.

Veamos, por tanto, en qué consiste esta innovación con un mayor detalle, por qué estamos ante un producto diferencial en el mercado y, por supuesto, cuáles son las posibles consecuencias que se derivarán de su estandarización en el mercado. He aquí las claves de un equipo que ha sido desarrollado por la compañía Blue White Robotics, tal y como se puede leer en la compañía New Atlas.

Tecnología flexible para adaptarse a cualquier tractor convencional

El equipo está formado por un módulo GPS, unidades LiDAR y cámaras ópticas para detectar y evitar obstáculos, un parachoques delantero sensible a la presión que hace que el tractor se detenga si choca con algo y 4 interruptores de corte de emergencia ubicados alrededor del exterior del chasis. Estos son los elementos receptores de la información para cubrir cualquier distancia.

Todo lo recopilado por las fuentes de información anteriores es analizado por una centralita de alta tecnología. En décimas de segundo es capaz de gestionar el proceso de datos y dar la señal para accionar acelerador, freno y, por supuesto, mover la dirección en uno u otro sentido. Es, por tanto, un equipo eficaz, seguro y aplicable tras su instalación en pocas horas.

Basta con incluir una serie de componentes para tener operativa esta tecnología

Además, se trata de un producto muy seguro, ya que dispone de varios botones de seguridad para convertir en manual la gestión del sistema. De esta forma, es posible disfrutar de un manejo automático con tan solo introducir un código de seguridad. Ahora bien, ¿cómo es capaz de reconocer un mapa para, posteriormente, disfrutar de una conducción autónoma? La clave está en rastreo preliminar.

El sistema de inteligencia artificial que incorpora permite saber el raíl de la plantación para evitar daños en las cosechas. De hecho, es capaz de reconocer cuándo finaliza el recorrido para pasar al siguiente canal de forma completamente autónoma. Tanto es así que ya se están realizando pruebas en Estados Unidos para poder llevar al público esta ingeniosa solución.

Una innovación con un gran potencial para los próximos años

Este conjunto de soluciones están siendo objeto de estudio desde hace varios años. Blue White Robotics está en continua investigación para llevar su propio sistema de conducción autónoma desmontable al mercado. ¿Por qué podría disfrutar de un mayor recorrido que las tecnologías propuestas por otros fabricantes mundialmente reconocidos? La clave está en el uso de este producto.

El tractor autónomo se ha convertido en una opción muy interesante para mejorar la productividad. New Atlas

Mientras que Waymo o Apple, entre muchas otras, ofrecerán sus soluciones autónomas a modelos de automóvil que circularán por las vías públicas, este modelo está orientado a un uso puramente profesional fuera del asfalto. De hecho, su utilización tendrá lugar en áreas restringidas al público y, por supuesto, sin circulación de otros vehículos. Esto provoca que sea más sencilla su implantación.

Habrá que esperar todavía unos meses para conocer si las pruebas que se están realizando en la actualidad son suficientes para garantizar estándares de seguridad y, por supuesto, si estamos ante la potencial sustitución del agricultor montado en el tractor. ¿Se trata de una era en el campo del sector primario más destacado? Estamos más cerca que nunca de conocer cómo será la agricultura en lo que queda de siglo.