Al igual que la mayoría de usuarios medios de un teléfono móvil, una de las características que más utilizamos es su cámara, o cámaras, para retratar y compartir todo tipo de momentos con amigos y familiares. Estamos, la gran mayoría, lejos de los conocimientos de fotógrafos profesionales, pero siempre es interesante tener en cuenta sus consejos. ¿Fotografiar agua hirviendo? Es posible y espectacular.

Agua hirviendo convertida en arte. PetaPixel

A continuación, os contaré un poco más acerca de la persona detrás de este sencillo, aunque con requerimientos de un equipo avanzado, tutorial y el método que ha utilizado para poder retratar lo que el ojo humano no alcanza a ver mientras el agua llega al punto de ebullición. Ve preparando tu cámara que esto promete ser muy instructivo.

Un fotógrafo venido de Suecia

Micael Widell es, según su descripción en la página web de PetaPixel, un fotógrafo afincado en la localidad sueca de Estocolmo. Su trabajo, más allá de la web anteriormente mencionada, se mueve entre el retrato de animales, paisajes y lugares urbanos en 500px, lugar de referencia en internet para aquellos dedicados a este arte.

Además, Micael dispone de su propio canal de YouTube donde, a través de sencillos tutoriales, explica los fundamentos de la fotografía más básica con vídeos acerca, sobre todo, de macros, desenfoque y objetivos. Además, como buen amante de las imágenes también dispone de su propio perfil personal en Instagram.

El arte del agua hirviendo

Como os comentaba anteriormente, Micael nos va a explicar cómo poder obtener preciosas imágenes del agua mientras hierve, como si de una lámpara de lava se tratase. Para ello necesitas pocos elementos. Una cámara (luego especificaré un poco más cada elemento por separado), una lente ideada para macros, un adaptador para dicha lente, un hervidor de agua de cristal y un par de flashes externos. También utiliza un difusor para que la luz del flash no haga brillos extraños en la superficie del cristal.

Sus primeros intentos fueron poco espectaculares, porque con la simple luz del flash no se apreciaban con nitidez las burbujas formadas por el agua. Después de añadir un par de focos extra, para dar color al agua, la cosa empezó a mejorar. Pero, aun así, faltaba algo que hacía perder intensidad a las fotografías. Simplemente eliminando la luz natural que entraba por la ventana los resultados mejoraron de manera notable.

Jugar con la apertura de la lente es una máxima de la fotografía

De todas maneras, buscando el perfeccionismo, Micael entendió que haciendo un poco mayor la apertura del objetivo y dejando la habitación casi a oscuras, la cámara se centraría exclusivamente en las burbujas que emanaban del hervidor. ¿Acertó en su planteamiento? Totalmente. Las imágenes se muestran finalmente mucho más definidas y contrastan con el desenfoque del fondo.

Equipo técnico

La cámara utilizada en esta sesión experimental de fotografía es una Sony A-7, cámara de uso profesional sin llegar a estar en la cumbre, pero que resulta perfecta para captar colores, formas y planos en la vida real. El objetivo que se encuentra acoplado a ella es un Sigma de 150mm al que se le añade un adaptador para hacerlo compatible con la cámara de Sony. Desde luego el mundo de la fotografía profesional es realmente curioso, ya que entre el objetivo y el adaptador cuestan mucho más que el propio cuerpo de la cámara.

Esta es la cámara utilizada por Micael para este experimento. Amazon

El flash que dota de color a las escenas fotografiadas es un Godox TT685 y viene acompañado de multitud de accesorios para crear distintas escenas. Además, Micael también utiliza otro flash, un sencillo Meike 300, que incorpora una pequeña pantalla LCD y dispone de distintos modos de disparo.

Retratos en casa

Como veis, la fotografía no entiende de clases, cursos y técnicas avanzadas. Sí, quizás los profesionales que se dedican a ello necesitan los conocimientos necesarios para comprender mejor el mundo que les rodea, la luz, composiciones y demás jerga técnica. La realidad es que cualquiera con imaginación y cierta destreza puede experimentar en su propia casa con elementos tan básicos como un hervidor de agua.

Experimentar con la fotografía puede ser sorprendente. Imgur

Los artículos utilizados en esta prueba son caros y, además, pensados para que los profesionales les saquen el máximo partido, pero seguro que se puede disminuir la calidad de las imágenes a cambio de utilizar cosas más cercanas como puede ser nuestro teléfono móvil, luces de colores (los LED funcionan de maravilla para estos casos), y demás objetos que tengamos a mano. Imagina lo que quieres y fotografíalo.