"Si no puedes con tu enemigo, únete a él", han debido pensar desde Uber. La compañía estadounidense ha confirmado la compra de Careem, su principal competidor en Oriente Medio, una región en la que ahora dominará el mercado.

Según las cifras ofrecidas por The New York Times, el acuerdo se ha cerrado por unos 3.100 millones de dólares (unos 2.740 millones de euros). Sin embargo, la confirmación de la compra no significa que la misma ya sea oficial, pues aún queda esperar a que los reguladores den el visto bueno a la transacción.

Uber compra Careem, rival en Oriente Medio

La compra de Careem supondrá para Uber un desembolso de 3.100 millones de dólares, pero también el acceso a países como Irak, Palestina y Marruecos, zonas en las que aún no ofrece sus servicios. La compañía se hace así con su principal rival en Oriente Medio, por lo que los reguladores tendrán que analizar bien este movimiento.

Una vez que los organismos pertinentes den luz verde a la operación en 2020, Careem pasará a ser una filial de Uber, aunque seguirá operando de forma independiente y mantendrá la dirección de Mudassir Sheikha. Uber tendrá los derechos del 100% de las actividades de la empresa, incluidas sus entregas de pedidos.

Uber ha comprado Careem, su principal rival en el mercado de Oriente Medio. The Express Tribune

Los 3.100 millones de dólares que pagará Uber estarán divididos en dos partes diferenciadas: 1.400 millones en efectivo y 1.700 millones en bonos convertibles. Tal y como ha explicado Dara Khosrowshahi, CEO de Uber, este acuerdo nace con el objetivo de beneficiar a las dos compañías al poder probar nuevas ideas en dos marcas diferentes.

La idea es que Careem mantenga su independencia por el momento, aunque Khosrowshahi ya ha dejado entrever una posible integración en el futuro. Aumentar la eficiencia, reducir los tiempos de espera y lanzar nuevos productos serían los principales objetivos de la unión de Uber con el que era su principal rival en Oriente Medio.