Yo que vivo en un piso corriente, con sus vecinos de rellano, en una ciudad más o menos grande, aún no le encuentro utilidad a tener una cámara de vigilancia en mi casa, salvo por esos momentos, que me rompen el corazón, cuando tengo que dejar algún momento solo a mi perro. Salvo esa excepcional circunstancia, creo que aún no formo parte del público objetivo al que van dirigidos este tipo de productos. Sin embargo, si decidiese decantarme por probar esta tecnología, estoy convencido que el producto que te voy a enseñar a continuación sería una de mis primeras opciones.

El búho que todo lo ve

En este caso, a pesar de encontrarme navegando a través de una página de financiación de proyectos, algo que suele denominarse como micromecenazgo, en concreto visitando Indiegogo, me he encontrado un producto que ya se encuentra disponible para su compra y envío inmediato, con lo que si, después de leer todo lo que puedes hacer con el artículo, te apetece probarlo, no tendrás que esperar mucho tiempo. Ulo, que es como han decidido llamar a esta curiosa cámara de vigilancia, sirve para que lleves un control de todo lo que sucede en tu hogar, sin la necesidad de instalaciones costosas y pesadas.

Ulo es tan adorable como útil en el hogar

Lo primero que llama la atención del dispositivo es su forma animal. Como si de un búho digital se tratase, Ulo adopta la forma de este pájaro nocturno y te permite controlar, a través de tu teléfono móvil, lo que sus ojos perciben. Quizás en este caso la frase está mal formulada, ya que no son sus ojos los que ven, sino que la cámara y el sensor que incorpora están situados en el interior de su nariz. El carácter de Ulo se puede observar al mirar sus ojos, ya que éstos incorporan distintos gestos que permiten conocer el estado del dispositivo, ya sea que está vigilando, está con la batería con poca carga o está en modo reposo. Además de ojos y nariz, la parte superior de su cabeza incorpora una superficie capacitiva, con lo que podrás controlar a este búho con gestos. Un toque lo apagará y dos toques le pondrá en modo alerta.

Funcionalidades, precio y disponibilidad de Ulo

Si te estás preguntado qué puedes hacer con esta cámara de vigilancia, ahora te lo explico. Por una parte, obviamente, tendrás acceso a imágenes y vídeo en directo de aquella zona de la casa donde Ulo esté ubicado. Podrás acceder a la cámara tanto a través de dispositivos móviles, como a través de una página web. En segundo lugar, este búho posee visión nocturna, como buen animal que campa por los bosques al anochecer, y te permitirá seguir vigilando tu casa aunque no haya ninguna luz encendida. Si esto te parece poco, gracias al sensor de movimiento que incorpora, Ulo detectará si algo o alguien se mueve delante suyo y te notificará al instante para que puedas actuar en consecuencia. Además de ser resistente al agua, por si decides ubicarlo en el exterior de tu casa, este producto incluye un altavoz que te permitirá escuchar mensajes de Ulo.

La integración de Ulo con la aplicación para dispositivos móviles IFTTT es una de las características que más me han gustado

Con el dispositivo ya fuera de la financiación particular, podrás adquirir uno de estos pájaros cibernéticos por un precio de 215 euros, aproximadamente. El plazo de entrega, en este caso, no supera los 5 días, dependiendo hacia donde se dirija el envío. Únicamente tienes que registrarte en Indiegogo, acceder a la página web de Ulo y podrás comprar esta cámara de vigilancia que hará las delicias de grandes y también de los más pequeños. Por cierto, además de tener una aplicación compatible con dispositivos iOS y Android, este producto se integra perfectamente con la app IFTTT, que permite gestionar y automatizar tareas. Es más, podrás combinar las habilidades de Ulo con otros productos conectados y, por ejemplo, establecer que cada vez que el producto detecte movimiento, las bombillas se enciendan. Si es que la tecnología es maravillosa, cuando se hace con mimo y buen gusto.