Desde el otro lado de la pantalla, quien os está escribiendo este artículo, puedo hablarte de primera mano, en realidad sería vista, de la experiencia de utilizar gafas casi toda mi vida. De hecho, comencé a llevarlas desde tan pequeño, que todos mis recuerdos tienen patillas, cristales y golpes en ellas. La visita al oculista o a la óptica de turno es, por tanto, un hábito más en mis rutinas anuales. Ahora, una empresa cree haber ideado un dispositivo capaz de medir con precisión los parámetros de nuestra vista, con ayuda de un sencillo aparato.

El chequeo de la visión

Casi todas las semanas os traigo una noticia, más bien un artículo, relacionada con el curioso mundo de las páginas web de financiación particular. En este caso he acudido hasta Indiegogo para traeros un dispositivo que permitirá medir nuestro nivel de visión sin apenas margen de error. El producto se denomina VisionCheck y se acopla a nuestro teléfono móvil para poder realizar las pruebas pertinentes que permitan afirmar que nuestra vista ya no es lo que era.

Podrás conocer si has perdido visión desde la comodidad de tu casa

El dispositivo está definido como un refractómetro, que mide el error de refracción de cada individuo. Gracias a esta medición podemos encontrar problemas relacionados con la vista, ya sea de cerca, lejos o astigmatismo. Los resultados que mostrará la prueba realizada, permitirán que puedas acudir a tu óptica más cercana, incluso a través de internet, y pedir tus gafas sin necesidad de una consulta personalizada. El test incluye una prueba, pendiente de patentar, denominada PDCheck, que calcula tu distancia pupilar en cuestión de segundos.

Esta es la segunda versión de un exitoso producto

Puede parecer un producto un tanto peligroso, por entrometerse en asuntos de personal altamente cualificado, pero la compañía EyeQue ya demostró con su anterior dispositivo, Personal Vision Tracker se llamaba, cómo era posible tener tu vista controlada con la simple ayuda de un pequeño dispositivo y tu teléfono móvil. En aquella ocasión, fueron más de 4.500 personas las que apostaron por esta tecnología, que fue nominada a la mejor innovación en el CES 2017.

Las ventajas de VisionCheck

Aunque a mí sigue sin parecerme un sustituto del personal que trabaja en hospitales, consultas y ópticas, los responsables de la compañía tienen claro cómo vender su producto. La primera ventaja de la que hablan, sin faltar razón, es que el dispositivo es muy económico. Si apoyas este proyecto, podrás hacerte con una de sus unidades por 30 euros, con envío a partir de marzo de este año. Además, ahorrarás tiempo al no tener que desplazarte para acudir a comprobar tu vista, sin mencionar que podrás realizar el test las veces que quieras.

El MIT se encuentra detrás de esta tecnología

Los resultados, como tercera ventaja, han sido probados como fiables con la utilización de una tecnología salida del famoso MIT. Además, se obtienen en cuestión de minutos. Si te preocupa la seguridad de tu información, como a la mayoría de nosotros, no debes temer, ya que EyeQue asegura que no compartirá la información que se almacene en tu cuenta. Nunca.

Unas simples gafas bastarán para realizar una medición básica

La tecnología salida del MIT, además, es sencilla de utilizar. El ejemplo más claro es cómo se mide la distancia pupilar. Gracias a unas simpáticas gafas de color blanco, y obteniendo una imagen del usuario con ellas puestas, la aplicación de la empresa calcula rápidamente este parámetro para que puedas pedir tus gafas en cualquier empresa del sector. Eso sí, necesitarás una cuenta con tu usuario para poder acceder a todos los datos. A partir de 4,99 dólares, algo más de 4 euros, al año, podrás formar parte de la comunidad que quiere cuidar su vista con la tecnología por bandera.

La medicina aún no puede ser sustituida por la tecnología

Si quieres que la experiencia sea aún más extensa, puedes adquirir el pack completo por 87 euros. Éste se compone de las gafas blancas, el VisionCheck y el EyeQue Insight, un producto que, a modo de realidad virtual de mercadillo, te permitirá poder experimentar las conocidas pruebas con letras que, seguramente, hayas tenido que leer en más de una ocasión en la consulta de tu especialista. Quizás el futuro nos depare más productos como este, en otras ramas de la medicina y la salud, pero sigo siendo escéptico acerca de su idoneidad para quienes necesitamos gafas.