Podríamos decir que desde el mismo instante que nos conectamos a Internet perdemos nuestra privacidad, en menor o mayor medida, aunque no tengamos cuenta en Facebook, Instagram u otras redes sociales. Ahora bien, siempre es posible navegar con cierta privacidad, por ejemplo, hay navegadores web que tienen un modo incógnito que no guarda el historial de navegación, las cookies, ni la información que introducimos en los formularios.

Si queremos ir más allá en cuanto a privacidad una opción muy interesante sería usar una VPN, hay gratuitas y de pago. Además, el sistema operativo que tenga nuestro PC o móvil es indiferente, así que es posible usar una VPN en Android sin ningún problema. Además, estamos hablando de un servicio que es muy fácil de usar. Ahora bien, si no tienes ni idea de qué es una VPN, a continuación te explicamos de qué se trata y para qué sirve.

Qué es una VPN

Cuando hablamos de VPN nos referimos a una red privada virtual. Ofrece todas las bondades de una red local pero a su vez permite conectarse a través de Internet, siendo mucho más flexible. Para que te hagas una idea, puedes trabajar para una empresa desde tu casa sin estar físicamente en las oficinas y usar las impresoras de forma remota y compartir archivos, igual que en una red local.

Con una VPN no dejas ninguna huella y todos tus datos están protegidos

Pero una VPN da mucho más juego, no solo es útil en el ámbito laboral. Si valoras tu privacidad y quieres navegar por Internet con total seguridad te invitamos a probar una VPN, ya sea gratuita o de pago. Ahora bien, pagando normalmente obtienes algunas características extra que te pueden interesar. Todo depende de la empresa que ofrezca el servicio.

Una VPN añade una capa de seguridad mientras navegamos. hacerfamilia

Al usar una VPN todos los datos son cifrados y la dirección IP que nos proporciona nuestro proveedor de Internet aparece como oculta. Además, algunos proveedores de VPN suelen bloquear los anuncios de los sitios web, detectan el malware, phishing y mucho más.

Otros usos

Si estás suscrito a Netflix u otro servicio de vídeo en streaming solo tienes acceso al contenido que ofrece Netflix en tu país. Pues bien, al usar una VPN tienes acceso al contenido que hay disponible en otros países. Esto quiere decir que se salta los bloqueos geográficos. Por ejemplo, si vives en España puedes configurar la VPN para hacer creer que estás en Estados Unidos. Esto mismo lo podemos aplicar a YouTube para ver vídeos que no están disponibles en nuestro país.

Saltarse el bloqueo geográfico de Netflix es posible con una VPN. Fastweb

Donde también es muy útil una VPN es a la hora de conectarse a una red Wi-Fi pública. Imagina que vas a hacer iniciar sesión en la web de tu banco. Alguien que sepa del tema podría averiguar tu nombre de usuario y contraseña. Si usas una VPN lo tendría mucho más difícil, ya que, como hemos dicho anteriormente, todos los datos están cifrados.

Si descargas con programas P2P usar una red privada virtual te garantiza la seguridad. En el caso de que tu proveedor de Internet ponga trabas a utilizar BitTorrent o similares, ya sea limitando la velocidad de descarga o bien bloqueando directamente el uso del programa, una VPN puede evitarlo. Por cierto, dependiendo de dónde esté el servidor VPN tanto la velocidad de descarga como de subida puede verse afectada.

¿Has usado alguna vez una VPN? ¿Qué tal la experiencia?