En tiempos de innovación tecnológica, Disney nos sorprende con algo que llevábamos tiempo ansiando: los robots autónomos en sus parques de atracciones. No te dejes engañar por su halo infantil, Disney lleva décadas siendo una referencia en la animación y la robótica.

Eso sí, aunque los robots como objeto ornamental llegaron a Disney World y Disneylandia hace tiempo para decorar los caminos y senderos de sus parques, solo les faltaba una cosa: cobrar vida.

Así, si el hombre de hojalata de Alicia en el país de las Maravillas ansiaba un corazón, los robots de Disney deseaban un cerebro, y lo han logrado gracias a Vyloo. Ya no hay servidores, sino que son criaturas autónomas e inteligentes, dentro de lo que cabe.

Vyloo, el orgullo del hombre de hojalata

De este modo, la experiencia de los visitantes de los parques Disney es totalmente personalizada y adaptada, algo que ya pudimos ver en un episodio de Los Simpson en los que nuestra familia favorita se acercaba hasta Rascapiquilandia. Solo esperamos que no termine igual.

Disney presenta Vyloo, unos adorables e interactivos robots

¿Qué es Vyloo exactamente? Pues el nombre de tres pequeñas criaturas alienígenas encerradas dentro de una cápsula cuya misión es interactuar con los paseantes que se acercan, entendiendo todo lo que les dicen y sus reacciones no verbales.

Leslie Evans, investigador del área de investigación y desarrollo de Disney, lo explica para TechCrunch:

Lo que pretendíamos era un proyecto que diera vida a criaturas animatrónicas autónomas. Estábamos muy interesados en la idea de crear seres pequeñitos que pudieran responder y relacionarse con los invitados. El deseo viene de pensar en ellos como actores, así si queremos que sean tímidos o extrovertidos, podemos definirlos en términos de personalidad y adaptarlo con herramientas técnicas que lo hagan realidad.

Por el momento, los Vyloo están en la sala de Guardians of the Galaxy como prueba del parque para demostrar las capacidades de estos robots autónomos mientras estos aprenden de la experiencia de los asistentes. De hecho, los Vyloo se encuentran en fase de pruebas, estando todavía sujetos a modificaciones de sus parámetros para ofrecer una experiencia diferente sobre la marcha.

Y además, se encuentran bajo la estricta vigilancia del departamento de i+D+I de los parques, porque tras ver lo anticipado por Los Simpson, cualquiera se fía de dejar a estos robots al alcance de los más pequeños de la casa.

Para que te hagas una idea: No es que los robots se limiten a saludarte y a repetir las mismas acciones, sino que sus actuaciones aunque previstas, cuentan con un margen de respuesta ante los asistentes a los eventos. Es decir, que si vas a Disneylandia varios días, verás que cada jornada los robots se comportan distinto. Exactamente igual que los actores que trabajan en los parques.

Pero como hemos dicho antes, Disney es una referencia en el sector de la innovación, por lo que ni mucho menos es el primer experimento robótico de Imagineering, la sección encargada de esto.

Vyloo es una muestra de hacia dónde pueden dirigirse los parques de atracciones

Ya en 2015 Disney reveló que estaba trabajando en robots que emulaban diferentes estilos animados, como explican en Alphr. Por cierto, este proyecto todavía no se ha materializado y no podemos disfrutar de él. Y es que no es tan fácil crear robots autónomos para un público tan crítico y sensible como el infantil y familiar.

Eso sí, podrían estar más cerca con el Vyloo, que aún se encuentra encerrado en esa sala cerrada pero que pronto podría deambular por todo el parque, o mejor aún, llenar el parque con robots más grandes. La terrorífica profecía de Los Simpson, más cerca de cumplirse que nunca.