En los últimos años, el parque automovilístico ha dado un claro giro hacia las nuevas modalidades de transporte. En el mercado urbanita actual se pueden observar múltiples formas de desplazarse por la ciudad. Además del transporte público y los medios convencionales, han aparecido nuevas fórmulas tales como las bicicletas eléctricas o los patinetes basados en la misma tecnología.

¿Seguiremos viendo nuevas opciones a lo largo de los próximos años? La mejora de la densidad de las baterías es un aspecto de vital importancia. Al fin y al cabo, el espacio físico que ocupa un equipo de baterías condiciona, por supuesto, el resto del diseño del vehículo. Se espera que se obtenga un mayor kilometraje mediante unidades más pequeñas. ¿Provocará cambios de gran calado?

El vehículo Walkcar podría ser una especie de portátil con ruedas

Un buen ejemplo para entender a qué nos estamos refiriendo es ver una nueva modalidad que está teniendo un destacado éxito. ¿Imaginas poder desplazarte encima de tu portátil por la ciudad? Esto, en términos estrictos, no es lo que está ocurriendo. Sin embargo, sí se parece en exceso el diseño de ambas propuestas. Su nombre es Walkcar y, sin duda, podría ser la próxima revolución.

Es una variante que llama la atención, principalmente, por su estética. Aun así, cabe destacar que es un medio de transporte que tiene otras muchas cualidades. Entre ellas, llama la atención la disposición de un motor en tan reducido espacio, así como la propia inclusión de un juego de baterías. No obstante, es precipitado hacer un análisis sin haber conocido más sobre sus cualidades.

Por ello, toca ver con más profundidad cuáles son las señas de identidad de esta tecnología, por qué estamos ante un paso más allá en la independencia de los motores de combustión interna en los desplazamientos por la ciudad y, sobre todo, qué se puede decir respecto a su autonomía y dinamismo en la conducción. ¿Le ha salido un duro competidor al patinete eléctrico?

Una estética que choca completamente con todo lo anterior

¿Eres una persona a la que siempre le ha atraído lo último del sector? Si este es el caso, debes saber más detalles sobre este futurista medio de transporte. Lo primero que merece la pena mencionar es su capacidad para entregar sus 260 W de potencia continua y 600 W de potencia máxima. Ahora bien, ¿hasta qué punto experimentaremos una rápida aceleración?

Para entender su diferenciación, es importante tener en cuenta cuáles son las aspiraciones de su uso. Se trata de un sustitutivo del patinete eléctrico. Aun así, ofrece una menor seguridad por su menor estabilidad. Esto hace que sus creadores hayan decidido introducir una limitación de velocidad a 16 km/h. Pese a ello, disfruta de 2 modos de conducción para aprovechar mejor la energía.

Las pendientes son una de sus principales debilidades respecto a otros medios de transporte

Según se puede leer en el portal tecnológico Electrek, este modelo en particular está pensado para poder subir cuestas con una pendiente máxima de 10 grados. De hecho, este es uno de los puntos sobre los cuales se espera que se produzca una futura actualización para mejor en el apartado dinámico.

La capacidad de la batería es de tan solo 68 Wh. Es lógico, al fin y al cabo, apenas es un 50% más grande que un MacBook actual. Y bien, ¿qué se obtiene a cambio? Para entender este modelo en particular, es preciso dejar a un lado el margen de la autonomía. He aquí una de sus principales limitaciones. Tanto es así que solo puede recorrerse un máximo de 7 kilómetros teóricos con él.

Una variante que no será competitiva en el corto plazo

Si buscas diferenciarte en tus desplazamientos por la ciudad, opta por otra alternativa más eficiente. El ciclo de kilometraje que ofrece es muy limitado en comparación con otros medios de transporte. De hecho, ¡hasta el precio es mucho más competitivo en el resto de los casos! Esta opción es solo válida para aquellas personas que pagan un extra por tener lo último del mercado.

Walkcar, así es el nombre de este curioso medio de transporte alternativo. Electrek

Así pues, ¿qué supone hacerse con una de las unidades que ya se están produciendo? Aunque sea a cuentagotas, este producto está disponible por 1.980 dólares, o lo que es lo mismo, casi 1.700 euros. Por este precio, es posible encontrar patinetes eléctricos con un desempeño extraordinario. Es por ello que todavía no haya compañías de prestigio produciendo este modelo.

Habrá que esperar todavía un tiempo para conocer si, finalmente, otros fabricantes se atreven a introducir este tipo de propuestas por una mejora de las prestaciones. Su limitación a nivel de autonomía solamente será subsanable si mejora drásticamente la variable que mencionábamos al comienzo de estas líneas, es decir, la densidad de las baterías eléctricas. ¿Será posible? Al menos no en el corto plazo.