Aunque el concepto de wearable suena, irremediablemente, a un asunto que nos concierne a los seres humanos, estos dispositivos, que permiten la medición de parámetros tan diversos como la salud por ejemplo, pueden ser utilizados por otras especies animales. Muchos son los ejemplos de la utilización de dispositivos inteligentes para mejorar la vida y la seguridad de nuestras mascotas. Así que, ¿porqué no aplicar su uso a los animales de granja?

Una mochila tecnológica

Existe una tendencia en la industria de la alimentación que nos lleva a adoptar medidas para realizar una labor de mejora tanto en la producción como en el respeto del medio ambiente. Quizás vivimos en una época donde los resultados no nos permiten ser demasiado cuidadosos con nuestros animales, en una falta de tacto que se denuncia en la información que hemos podido obtener del medio de comunicación Digital Trends. Es por esta última razón que investigadores de la Universidad de California, como puedes leer en el estudio publicado, han decidido crear un dispositivo para medir el trato que recibe una especie tan fundamental para nuestra alimentación como son los pollos.

Este es el aspecto de los wearables para pollos. Digital Trends
El estudio pretende medir el comportamiento de estos animales de granja

En esta ocasión, según los datos que hemos recopilado del medio de comunicación especializado NewScientist, se han creado una especie de mochilas en miniatura para poder medir el comportamiento de estos animales. Con un nivel de eficacia cercano al 85%, el dispositivo puede saber si el pollo está picoteando o limpiándose entre las plumas, además de ofrecer información en cuanto a su salud, por ejemplo, detectando la presencia de parásitos en su organismo. Una de las investigadoras, Amy Murillo, declara que:

Estamos interesados en estudiar el comportamiento de los pollos, pero los estudios tradicionales requieren de observaciones en persona o ver horas de vídeo. Ambas técnicas limitan el número de animales que pueden ser observados y y total del tiempo de observación. En nuestro estudio, hemos utilizado sensores con acelerómetros de tres ejes para seguir los movimientos de los pollos. Estos sensores son transportados por los animales y pueden recopilar datos durante un largo período de tiempo, ya que una carga de la batería puede durar hasta dos semanas.