WeChat, la app conocida como el WhatsApp chino, pasó hace justo un año la barrera de los 1.000 millones de usuarios. Esta herramienta, que destaca por ofrecer hasta pagos móviles, ya no se conforma con dominar el mercado chino y quiere abrir sus puertas a todo el mundo.

Tal y como informa The Verge, WeChat ya permite a desarrolladores de cualquier rincón del planeta trabajar en la creación de minijuegos para la plataforma. Por el momento, tan solo dos desarrolladores extranjeros se han beneficiado de esta apertura, no hay que darle muchas vueltas al tema para saber quién es uno de ellos.

WeChat se abre a desarrolladores de todo el mundo

La plataforma de minijuegos de WeChat es una de las principales razones de su éxito en China. Aunque es complicado acceder a ella, ya que se entra a través de una barra de búsqueda, los usuarios son grandes amantes de minijuegos como Happy Ball o The Pirate Game, aunque hay más de 300 entre los que elegir.

Esa plataforma de juegos podría ser la gran introducción de WeChat a otros países además de China gracias a su última decisión. La compañía ha anunciado que desarrolladores de todo el mundo ya pueden trabajar en sus propios minijuegos para el servicio, algo que ya han hecho Google y Game Closure.

Los desarrolladores de todo el mundo ya pueden trabajar en la creación de minijuegos para WeChat. Luxion Media

Por un lado, Google ha desarrollado Guess My Sketch, en el que su Inteligencia Artificial se encarga de adivinar los objetos cotidianos que has garabateado en unos segundos. Por otro lado, el desarrollador Game Closure ha apostado por Linsane Hoops, un juego en el que se controla a la estrella del baloncesto Jeremy Lin para que enceste el mayor número de canastas posible.

WeChat ha fracasado anteriormente en sus intentos para internacionalizarse. Sin embargo, puede que esta apertura a los desarrolladores convenza a usuarios de cualquier parte del mundo. Por motivos económicos no será, ya que WeChat se ha comprometido a compartir sus ganancias con aquellos desarrolladores que se animen a crear nuevos minijuegos.