Según podemos ver a diario en los medios de comunicación, la industria relacionada con la inteligencia artificial está llegando a un mayor número de mercados. Desde el sector secundario a de servicios, pasando por las novedades introducidas en el ganadero, agricultor o pecuario. ¿Hasta qué punto el universo de los algoritmos acaparará parte de nuestras vidas en el futuro?

En el año 2019, echando un vistazo al pasado, podemos ver cómo cada vez son más las funcionalidades de esta tecnología. El mercado de los alimentos es uno de los que más está chocando de frente con esta realidad. Los estudios en laboratorios están permitiendo crear nuevos sabores, texturas o cambiar las propiedades de algunos productos a través de procesos de modificación genética.

Mackmyra Whisky es la firma que ha introducido la inteligencia artificial en el sector

El último ejemplo de este drástico cambio acaba de llegar directamente desde una destilería. ¿Una bebida alcohólica diseñada por una inteligencia artificial para escoger las mejores propiedades del producto? Esto es justo lo que se ha conseguido gracias a la compañía de origen sueco Mackmyra Whisky. La bebida elegida, como no podría ser de otra forma, ha sido el brebaje que lleva su nombre.

Esta firma, fundada a finales del siglo XX, siempre se ha caracterizado por renovar una bebida que tradicionalmente ha tenido un corte clásico. La introducción de esta solución vuelve a poner de manifiesto uno de los ejes de la competitividad de la empresa. ¿Cómo han conseguido la creación de este convencional producto con un tinte puramente tecnológico e innovador?

Veamos en qué consiste la participación de la inteligencia artificial, cuáles son los detalles que mejor definen a esta bebida alcohólica y qué beneficios aporta en cuanto a texturas, sabor u olor. De ello podría depender la inclusión de esta medida en los próximos meses en otras destilerías y afectando, además, a otras bebidas con graduación.

Un brebaje diseñado por un algoritmo es lo único del mercado

Según se puede leer en el portal Drinks Insight Network, este producto ha sido diseñado por una inteligencia artificial creada por diferentes compañías venidas de diferentes sectores. En concreto, en la configuración de este software especializado, tuvo protagonismo la propia destilería, una consultoría tecnológica denominada Fourkind y Microsoft, firma que diseñó el código.

En la elaboración de este whisky ha contribuido la inteligencia artificial de Microsoft. Drinks Insight Network

Antes de entrar en el fondo del asunto, es necesario hacer mención al proceso de producción del whisky. Esta bebida requiere en torno a 3 años para alcanzar su aroma, textura y sabor característicos. Es justo en esta fase donde la inteligencia artificial ha sido utilizada para dotar a la bebida una configuración única y destacada en el mercado.

Microsoft se encargó del diseño del código de la inteligencia artificial

Ahora bien, ¿cómo escoger la opción que garantizará unos mejores resultados? Microsoft, debido a al alto nivel de información que dispone respecto al consumo de estos productos, trazó un programa en el que se incluyeron todo tipo de variables relacionadas. Entre otras, también tiene lugar una descripción detallada del papel que ejerce la madera del barril utilizado.

Fuentes próximas al proyecto se han apresurado a destacar que las conclusiones de este proyecto no hacen peligrar la profesión que, hasta la fecha, siempre se ha encargado del cuidado de este tipo de productos. Y bien, ¿cuándo estará disponible esta nueva alternativa en el mercado? Habrá que esperar hasta la segunda mitad del año para poder testar una de las primeras botellas que se pondrán a la venta.

Una industria que crecerá en los próximos años en la alimentación

La modificación de la composición de alimentos es algo que lleva siendo objeto de investigación desde hace mucho tiempo. No obstante, este nuevo proyecto no hace más que destacar la probabilidad de ver, en los próximos años, nuevas variantes de este programa de aprendizaje continuo. ¿Están en riesgo muchos puestos de trabajo? Veamos cómo afronta esta compañía esta dicotomía.

Publicidad correspondiente al whisky producido con inteligencia artificial. Online Licor

Tal y como se ha afirmado desde la empresa, esta nueva solución innovadora tan solo aportará una especie de métrica que contribuirá en la elaboración del whisky. Sin embargo, el personal en plantilla se mantendrá intacto durante los próximos meses. Por tanto, tan solo serviría como un apoyo en la realización del producto de alta graduación.

Se realizará un estudio para comprobar el impacto en el consumo

Teniendo en cuenta las cualidades de esta bebida, dotar de un sabor característico al líquido puede suponer pérdidas potenciales de clientes o la llegada de nuevos usuarios atraídos por la inclusión de la tecnología informática. En este sentido, los próximos meses se antojan especialmente delicados, ya que servirán como un termómetro respecto a las ventas.

Habrá que esperar un tiempo, por tanto, para comprobar qué incidencia puede tener la inteligencia artificial en esta bebida alcohólica. Respecto a la industria de la alimentación en general, ¿está la sociedad y las compañías preparadas para la introducción de elementos basados en algoritmos?