Parecía que el año, que acaba en unas semanas, no nos podía ofrecer ningún terminal más que destacase por encima de los últimos grandes lanzamientos, como podrían ser el Google Pixel 4 o el iPhone 11. Xiaomi, que de presentar terminales a lo largo del año sabe un rato, ha querido mostrarnos un pequeño fragmento del futuro del sector en la actualidad. Deberías continuar leyendo este artículo porque no tiene desperdicio alguno.

Megapíxeles y miliamperios para dar y regalar

Empiezo a dudar si las compañías sabrán parar a tiempo esta locura de añadir sensores y grandes cifras a sus terminales. La realidad, pese a quien le pese, es que el mundo de la telefonía móvil está girando hacia una carretera donde las cámaras de uno o dos sensores son extrañas rarezas. En esta ocasión, tal y como se recoge en la escueta página web de Xiaomi, podemos ofreceros la información más certera en torno a las cinco cámaras traseras de este terminal. Por una parte, en otro movimiento sorprendente, el sensor principal escala hasta los 108 megapíxeles. También se incluye un sensor teleobjetivo de 5 megapíxeles, otro sensor para retratos de 12 megapíxeles, una lente macro de 2 megapíxeles y un gran angular de 20 megapíxeles.

Xiaomi sigue demostrando que el precio no está reñido con la calidad

Si la configuración de la cámara no te sorprende, habría que destacar, también, que la batería de este terminal llega hasta los 5.260 mAh, con la posibilidad de carga rápida, además incluyendo el cargador de 30W en la propia caja. Interesante, ¿verdad Apple? La pantalla AMOLED de 6,47 pulgadas, el sensor de huellas dactilares integrado en la pantalla delantera, el chip Snapdragon 730G, 6 u 8 Gb de memoria RAM y 126 o 256 Gb de almacenamiento interno nos llevan a pensar que estamos ante un teléfono a tener en cuenta en la campaña de Navidad. A partir del 15 de noviembre podrás adquirir el Mi Note 10 por 549 euros, en la versión menos potente, y 649 euros en la versión de 8 Gb y 256 Gb.