Últimamente, la plataforma de streaming más importante a nivel mundial, YouTube, está viviendo tiempos revueltos. Tras distintos cambios en sus políticas de remuneración y gestión de los contenidos subidos por cientos de miles de personas, la compañía pretende establecer una barrera humana contra los abusos cometidos en su plataforma.

¿Qué opina la CEO de YouTube acerca de la moderación del contenido de la plataforma?

Si quieres conocer un poco más acerca de la opinión de la propia CEO de la empresa perteneciente a Google y qué se esconde detrás de la futura contratación de miles de personas para velar, supuestamente, por la seguridad de los contenidos que, a diario, se suben para disfrute de suscriptores de todo el mundo, quédate en este artículo de Urban Tecno.

Una entrada en el blog de la empresa

YouTube, a pesar de ser un gigante de la tecnología, también dispone de su pequeño rincón en forma de blog. En este caso, en el día de ayer, lunes 4 de diciembre, la CEO de la compañía, Susan Wojcicki, escribió a través de este medio para explicar la manera en la que van a afrontar, a partir de ahora los contenidos polémicos, con un título que decía:

Expanding our work against abuse of our platform. Expandiendo nuestro trabajo contra el abuso en nuestra plataforma.

Si quieres echar un vistazo al contenido íntegro del mensaje, puedes hacerlo a través de este mismo enlace. Yo te voy a destacar la ideas más interesantes que hemos podido obtener del mismo. Quizás no estés de acuerdo en las formas que han utilizado, utilizan y van a utilizar, pero no cabe duda de que la gestión de contenidos en la plataforma es muy complicada.

Susan Wojcicki es la CEO de YouTube. Fast Company

Como bien empieza indicando Susan, no todo el contenido que se sube a la nube digital de creación de YouTube es digno de ser revisado. Existen muchos canales y vídeos que instruyen, enseñan y mejoran la vida de los usuarios. Desde activistas en favor de especies animales o campañas de sensibilización, pasando por aquellos que documentan desigualdades y utilizan la plataforma para dar voz a quienes permanecen invisibles, hasta pequeños negocios que buscan abrirse paso en un mundo tan global, que se hace necesario contar su historia a través de contenido multimedia para abarcar potenciales clientes.

YouTube puede ser una fuente de generación de odio demasiado poderosa

Sin embargo, está claro que YouTube esconde un lugar oscuro. Quizás tú nunca lo hayas visto, ni te hayas planteado tan siquiera que dentro de tus suscripciones y el contenido que visualizas día a día, lleno de videojuegos, tecnología o los últimos tráilers de películas que serán estrenadas próximamente, que exista contenido visualmente ofensivo y, lo que es peor, de una profunda carga que alimenta odio y fanatismos.

La inteligencia artificial y el factor humano

Los contenidos que promueven la violencia, fomentan el racismo o, simplemente, buscan generar polémica a base de faltar al respeto a otras personas, están siendo perseguidos actualmente en la plataforma. Como bien indica la CEO en su artículo, en el último año la compañía ha invertido muchos recursos en la protección de la comunidad que forman los espectadores al otro lado de la pantalla del ordenador, tablet o teléfono móvil.

YouTube apostará por nuevas regulaciones en contenido. Segundo Enfoque

No sólo han contratado más personal, sino que parte de su reciente inversión ha ido a parar en la preparación de su nueva tecnología del machine learning, las inteligencias artificiales que están tan de moda ahora con los nuevos teléfonos móviles de última generación como el iPhone X o el Google Pixel 2. Dichos esfuerzos tienen como único, y gran, objetivo el perseguir y estar un paso por delante de aquellos que se dedican a violar las políticas de la empresa.

El machine learning necesita de la mano experta de mujeres y hombres

Es por ello que YouTube se ha dado cuenta que no pueden confiar todo su sistema de revisión de contenido, por mucha inteligencia artificial que haya detrás del mismo, a simples circuitos eléctricos que se dedican, al menos hasta la fecha, a analizar datos en base a complicados algoritmos. Han llegado a una simple conclusión: el factor humano es la mejor inteligencia artificial conocida hasta la fecha.

La nueva policía de YouTube

Desde el pasado junio, un equipo de trabajadores se ha dedicado a analizar más de dos millones de vídeos en la búsqueda de contenido de violencia extremista. Este equipo no tiene como única misión dicha visualización, sino que entre sus tareas está el entrenamiento de la tecnología del machine learning. Con la ayuda de las máquinas, de momento no se han rebelado contra sus creadores, YouTube está implantando nuevas herramientas para la moderación y eliminación de comentarios agresivos.

La nueva plantilla quiere plantar batalla a quienes buscar convertir la plataforma en un lugar de prácticas nada éticas

En 2018, y es aquí donde viene el sorprendente dato de la fuerza de trabajo, Google plantea la creación de 10.000 nuevos empleos exclusivamente dedicados a la protección de los usuarios que utilizan su plataforma y de aquellos creadores de contenido que ven inundados sus canales de comentarios racistas, violentos y agresivos. Además, la empresa está colaborando con entidades como la NCMEC, el National Center for Missing and Exploited Children o el Centro Nacional para los Niños Desaparecidos y Explotados.

Conclusiones de Susan Wojcicki

La CEO de la compañía aboga por una mayor transparencia en cuanto al contenido que está siendo reportado. Habrá informes de manera periódica para que todo aquel que quiera conocer qué tipo de contenido se está regulando y los motivos por los cuales se está procediendo de esa manera, pueda conocerlo.

Además, la compañía pretende dar un nuevo enfoque a la publicidad, que es la base que mantiene unido a YouTube con sus creadores de contenido. Esta visión, para cerrar este artículo, la explica Susan perfectamente en estas últimas líneas:

Queremos que los anunciantes tengan la tranquilidad de que sus anuncios se reproducirán en contenidos que reflejen los valores de sus marcas. De la misma manera, queremos dar a los creadores la confianza de que sus ingresos no serán perjudicados por las acciones de personas que incumplen las normas.