Silicon Valley se ha acostado aterrorizado por el terrible tiroteo sucedido en los cuarteles generales de YouTube en San Bruno, donde una mujer de 39 años, identificada por la policía como Nasim Najafi Aghdam, emprendió fuego en las instalaciones alcanzando a tres personas (una de ellas en estado crítico actualmente), si bien una más se hirió mientras trataba de escapar del lugar.

En un principio se creyó que este tiroteo era un incidente doméstico, en el que Aghdam tenía un objetivo claro, alguien que trabajase en las oficinas de YouTube. Incluso se especuló con que la idea inicial era asesinar a su novio, que presuntamente se encontraba en las inmediaciones.

Nasim Najafi Aghdam entró a las instalaciones a la hora de la comida, momento en el que se lió a tiros y finalmente terminó con su vida de un disparo. Como Aghdam procedía de Irán, tampoco se descartó inicialmente el terrorismo como causa, pero esta premisa duró poco. El motivo que ha cobrado más fuerza en las últimas horas es de lo más sorprendente.

Desgraciadamente es bastante frecuente encontrar noticias de tiroteos en Estados Unidos, no obstante, no es tan común hacerlo por las razones de Aghdam. Nasim Najafi Aghdam es una influencer vegana y animalista que subía vídeos a YouTube con un éxito más bien discreto, a juzgar por sus poco más de 5.000 suscriptores en la popular plataforma.

Aghdam era persa y en sus vídeos también se quejaba de la falta de libertad de expresión en Estados Unidos, llegando a preguntar a sus seguidores de Instagram dónde creían que había más libertad, en Irán o en USA.

Obviamente, las cuentas de YouTube, Facebook e Instagram de Aghdam han sido desactivadas, no así su perfil en Dailymotion. En la mayoría de publicaciones, Aghdam se centraba en su lifestyle, es decir, en consejos sobre ser vegana y ejercicios, así como vídeos bastante explícitos en contra de la crueldad animal.

El rostro de la tiradora de YouTube es conocido en las redes sociales. Mashable

En su página web, Nasim Najafi Aghdam explica en un vídeo que YouTube es el máximo responsable de que las visitas a sus vídeos hayan descendido. Vamos, que el algoritmo de recomendaciones de YouTube favorecía a la estrella youtuber Casey Neistat en detrimento suyo, como leemos en Mashable.

El vídeo se ha vuelto viral tras el tiroteo gracias a la difusión de NBC. En él, Aghdam argumenta enfadada:

Estoy siendo discriminada y filtrada por YouTube y no soy la única. Mis viejos vídeos, que antes recibían muchas visitas, han dejado de hacerlo. Me están filtrando.

Un artículo del diario The Mercury News asegura que su familia notificó su desaparición a la policía el pasado sábado y su propio padre explicó que estaba enfadada con YouTube por desmonetizar sus vídeos. El martes por la mañana, la policía de Mountain View la encontró durmiendo en su coche.

Desde luego, la relación de Aghdam con YouTube era de amor y odio, y se ha saldado de la peor manera posible. Su hermano explica al citado periódico:

Siempre estaba quejándose y diciendo que YouTube había arruinado su vida.

Aunque la policía ya ha confirmado su identidad y parece claro que este es el motivo principal de su venganza, las autoridades siguen investigando más allá. En una rueda de prensa, la policía ha detallado los avances:

En este momento no hay pruebas de que la tiradora conociera a las víctimas o que estas fueran un objetivo específico.

Los heridos han sido trasladados al Hospital General de San Francisco tras haber recibido más de una bala en un tiroteo muy rápido en el que, según testigos, se oyeron mas de 20 disparos antes de que la policía respondiera.