A pesar de que existamos personas que nos dedicamos a utilizar la tecnología como método para facilitarnos la vida, entretenernos de vez en cuando y, sobre todo, tener una mejor y mayor visión del mundo que nos rodea, no todos actuamos de la misma manera. Los trolls, esas personas que intentan sabotear el buen hacer de los usuarios de la red, han añadido una nueva manera de sabotear vídeos y canales en YouTube.

Un tema demasiado serio como para bromear

Hace unos días, la plataforma de vídeos más conocida del planeta tuvo que lidiar con la polémica generada por multitud de comentarios abusivos, en vídeos de sus creadores, relacionados con niños. A partir de aquí, según nos explican los compañeros del medio de comunicación norteamericano The Verge, muchas personas con demasiado tiempo libre han comenzado a escribir todo tipo de comentarios aludiendo a contenido prohibido por YouTube para intentar que vídeos de personas que no les gustan sean eliminados y, si llega el caso, su canal también tenga que echar la persiana.

YouTube sigue luchando contra los trolls. Unsplash
Los anunciantes desconfían cada vez más del contenido del servicio de Google

Podréis encontrar multitud de ejemplos en la página web que mencionaba anteriormente, aunque lo interesante es conocer la postura que adoptará la plataforma y los creadores de contenido. La preocupación de éstos últimos aumenta, ya que los comentarios pueden generar desconfianza en las marcas y, por tanto, que sus vídeos no sean monetizados. Sin embargo, YouTube afirma estar trabajando en una solución y aboga por que los creadores restrinjan ciertas palabras en los comentarios de sus vídeos y, como medida temporal, la plataforma está deshabilitando la caja de comentarios de muchos de los vídeos implicados.

No necesitamos más problemas en YouTube

Esperemos que los problemas no afecten a los usuarios que nos entretenemos a diario con el contenido publicado en YouTube y que aquellas personas dedicadas a entorpecer el trabajo de los demás consigan eso precisamente. Un trabajo que los entretenga del indigno arte de trolear en internet.